13.2 C
Pontevedra
Venres, 22 de Outubro de 2021
Máis
    HomeColaboraciónsGastronomíaBuñuelos de boniato (sin gluten, sin huevo, sin leche)

    Buñuelos de boniato (sin gluten, sin huevo, sin leche)

    Se acerca el Día de Todos los Santos y con él los postres tradicionales: huesos de santo, chulas, buñuelos, panellets… dulces hechos con productos de temporada como la calabaza, castañas, membrillo, boniato… En esta sección ya hemos probado a hacer postres con calabaza y con membrillo; hoy le toca el turno al boniato.

    El boniato o batata es un tubérculo comestible muy apreciado en Hispanoamérica, y que en España se puede encontrar ya en casi todos los supermercados y fruterías. Puede consumirse tanto en recetas dulces como saladas, cocido, frito (¡riquísimas las «chips» de boniato!) o asado.

    Lo utilizaremos para hacer unos buñuelos de boniato, que además de no llevar gluten, no llevan tampoco huevo ni leche.

    No está muy claro el origen de los buñuelos; unos los remontan a la época romana, otros a la Edad Media… Lo que sí está claro es que son una de las conocidas como “frutas o frutos de sartén” más extendidos y con más variedades. Las «frutas de sartén» son básicamente una masa hecha con harina, agua, huevos… y frita en aceite; churros, orejas, pestiños, buñuelos… entran dentro de esta denominación ya recogida en «El Quijote» * .

    ¡Vamos allá!

    INGREDIENTES
    • Unos 250 g de boniato asado (lo asamos a 180º unos 40 minutos)
    • 5 g de levadura seca de panadería
    • 115 g de harina sin gluten
    • 3 cucharadas de azúcar moreno
    • Aceite para freír

    ELABORACIÓN
    Lo primero que haremos será lavar a conciencia el boniato. Lo secamos y metemos en el horno a 180º unos 40 minutos. Dejamos enfriar, pelamos y machacamos la pulpa.
    Disolvemos la levadura en 3 cucharadas de agua.
    Mezclamos los ingredientes secos: harina sin gluten, canela y el azúcar.
    Mezclamos el boniato con los ingredientes secos y añadimos la levadura disuelta.
    Tapamos esta masa con plástico de cocina y dejamos reposar 1 hora o más.
    Calentamos el aceite y con dos cucharillas vamos cogiendo porciones de masa e introduciéndolas en el aceite. Dejamos que crezcan y vayan dorándose; seguramente se darán la vuelta solos.
    Escurrimos sobre papel de cocina.

    Y ahora, elige (¡elige una, no las hagas todas!):
    • Espolvorea con azúcar glas, o
    • Espolvorea con azúcar glas y canela, o
    • Envuelve en azúcar normal, o
    • Envuelve con azúcar normal y canela, o
    • Disuelve una cucharada de miel con un poco de agua caliente y baña los buñuelos (o no los bañes, solo salpícalos un poco)

    Dicen que es mejor comerlos templados. Eso, siempre y cuando consigas que lleguen a ese punto. ¡Verás qué ricos!

    *https://cvc.cervantes.es/artes/gastronomia/recetario/frutas_sarten.htm

    Colaboradores

    Alberto Aliaga Sola
    12 POSTS0 COMMENTS
    Ángel Covelo
    6 POSTS0 COMMENTS
    Bea Sanfa
    5 POSTS0 COMMENTS
    Manrique Fernández
    46 POSTS0 COMMENTS
    Paz de la Peña
    35 POSTS0 COMMENTS
    Ricardo Canosa Bastos
    14 POSTS0 COMMENTS
    Roberto Mera
    2 POSTS0 COMMENTS