Tarta de otoño sin gluten (una versión de la ‘Pumpkin Pie’ o tarta de calabaza americana)

Partiendo de una receta muy típica del otoño, el Pastel de calabaza o “Pumpkin Pie” (un clásico de la repostería americana que no falta en el Día de Acción de Gracias y también en Halloween), hoy os traigo una versión sin gluten a la que he añadido otros ingredientes también otoñales: boniato y manzana (por supuesto podéis hacerla solo de calabaza). La mezcla de estos ingredientes y el toque de las especias, hacen de este postre algo diferente, un sabor suave, ligeramente dulce y especiado.

Si tenéis pensado vaciar una calabaza para decorarla terroríficamente este próximo Samaín, esta es una idea de aprovechamiento estupenda.

¡Veréis qué rica!

Ingredientes

(si hay alguna persona celíaca, aseguraros de que son aptos)

PARA LA BASE

  • 115 g harina sin gluten
  • 115 g de harina de almendras (almendra molida)
  • 50 g azúcar moreno
  • 115 g de mantequilla fría
  • 2 yemas de huevo
  • Huevo para pincelar los bordes de la masa
  • Tamizamos las harinas con el azúcar. Incorporamos la mantequilla y mezclamos con las manos.
  • Agregamos las yemas de huevo e incorporamos perfectamente a la mezcla.
  • Envolvemos en film y dejamos reposar en la nevera al menos 1 hora.
  • Una vez pasado este tiempo, la estiramos sobre papel de horno y la volcamos sobre el molde (yo utilicé uno de 26 cm), de forma que el papel quede por encima.
  • Retiramos cuidadosamente el papel y pegamos bien los bordes de la masa al molde, retirando la masa que sobresalga.
  • Pincelamos los bordes con huevo batido.
  • Horneamos a 180º unos 10 minutos.

Con la masa sobrante podemos hacer unas galletas con forma de hojas y de calabazas para decorar después la tarta. Solo tenemos que cortarlas en forma de hojas, o darles forma de calabacitas (les puse una pepita de chocolate para hacer el rabo), dejarlas enfriar en la nevera, o incluso en el congelador, y hornearlas a 180º unos 10 minutos, hasta que los bordes estén dorados.

Mientras, vamos a ir preparando el relleno de la tarta:

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 150 g de calabaza asada
  • 150 g de boniato asado
  • 100 g de manzana asada
  • 3 huevos
  • 200 g azúcar moreno
  • 250 g almidón de maíz (por ejemplo, Maizena)
  • Sal
  • Canela en polvo

La tarta original lleva un combinado de especias en polvo que puedes modificar a tu gusto: comino, clavo, nuez moscada, jengibre, cardamomo y hasta he visto alguna receta en la que añaden una pizca de pimienta negra.

  • 125 ml leche
  • 125 g yogur natural
  • 145 nata
  • (la leche y el yogur pueden sustituirse por 250 g más de nata)
  • Lo primero que haremos será asar la calabaza, el boniato y la manzana. Para ello, los pondremos más o menos 1 hora en el horno, sobre papel de hornear, a 180º. La manzana se hará antes. Pincharemos para ver si están tiernas, lo suficiente como para hacerlas puré.
  • Si hemos metido la calabaza con piel, la pelamos, y pelamos también el boniato y la manzana. Dejamos templar.
  • Trituramos junto con el azúcar y los huevos.
  • Agregamos la maizena, la sal y las especias. Integramos bien.
  • Mezclamos la leche, el yogur y la nata e incorporamos, mezclando bien.
  • Vertemos el relleno en el molde y horneamos a 190º durante unos 40 minutos.
  • Para saber si la tarta está hecha, podemos pinchar con una brocheta y ver si sale limpia. Si la queremos más jugosa, hornear hasta que al agitar veamos que el centro está casi firme, pero aún tiembla un poco.
  • Para que los bordes no se quemen, a mitad de cocción podemos cubrirlos con papel de aluminio.
  • Retiramos y dejamos enfriar en el molde sobre una rejilla.
  • Podemos acompañarla con nata montada o merengue.

Aunque estará buenísimo en el día, ya os digo que he comprobado que gana en sabor si la haces de un día para otro.

¡Buen provecho!

Receta adaptada del libro ‘Pastelería sin gluten’ y del blog Sally´s baking addiction