11.5 C
Pontevedra
Xoves, 9 de Decembro de 2021
Máis
    HomeColaboraciónsSalud, deporte y sociedadPonteareas, ciudad de 15 minutos

    Ponteareas, ciudad de 15 minutos

    El arquitecto franco-colombiano Carlos Moreno definió el concepto ‘ciudad de 15 minutos’ antes de la llegada de la pandemia, y Anne Hidalgo, alcaldesa de París, lo encontró tan atractivo que lo adoptó como modelo de desarrollo para su ciudad. Posteriormente otras ciudades importantes como Milán, Otawa, Copenhague o Barcelona han seguido la misma dirección, adaptando el modelo a sus realidades.

    Ponteareas, que no es una gran urbe, se encuentra inmersa en un proceso de cambio urbanístico que guarda numerosas similitudes con el concepto del profesor Moreno.
    La organización de las ciudades en los últimos, pongamos 100 años, ha seguido un desarrollo urbanístico que separaba claramente el centro y la periferia, con áreas especializadas en usos concretos (barrios de oficinas, complejos de ocio, áreas comerciales, barrios residenciales…) e interconectadas por carreteras que facilitan los desplazamientos –en vehículos a motor privados/públicos– entre ellas.

    Como consecuencia, un ejército humano se desplaza a primera hora en la mañana desde sus domicilios en la periferia hasta el trabajo en la zona centro y vuelven por la tarde, invirtiendo tiempo y dinero, generando atascos, abarrotando el transporte público y emitiendo, de paso, millones de partículas contaminantes al medioambiente. Con este modelo, los habitantes invierten su tiempo y paciencia y pierden parte de su calidad de vida en desplazamientos forzados. Moreno habla de que “a la sociedad se le ha robado el tiempo”.

    Pues bien, la ciudad de 15 minutos propone una reconfiguración urbana en la que la proximidad sea la clave para:

    • que las ciudades sean sostenibles (menos contaminación –que en un 70 % proviene de zonas urbanas– y una apuesta decidida por energías limpias) y recuperen el espacio para las personas (generar grandes zonas peatonales que conviertan las calles en zonas de encuentro, alejar los vehículos y disminuir la velocidad, multiplicar los usos de las infraestructuras municipales/públicas…),
    • aumentar la calidad de vida y el tiempo disponible y así “amar” nuestra ciudad y sentirnos identificados con ella.

    Aunque el modelo implica numerosos conceptos, su base es disponer de los servicios necesarios para la vida diaria (trabajo, sanidad, enseñanza, ocio, cultura, deporte, seguridad, abastecimiento…) a un cuarto de hora a pie o en bici del domicilio. De esta manera, el vehículo se hace innecesario.

    La covid-19 aceleró, de manera abrupta y obligada, la implantación de la ciudad de los 15 minutos durante el confinamiento en todo el mundo, cuando los desplazamientos se redujeron al mínimo y tuvimos que redescubrir nuestros barrios, comprar en la proximidad de nuestro domicilio, y estrechar lazos con nuestros vecinos. La población volvió a disponer de tiempo y en general todos nos dimos cuenta de lo importante que es contar con servicios a los que acceder cómodamente a pie. Volvimos a disfrutar de nuestra zona de residencia.

    En las grandes urbes, el planteamiento para conseguir ser “ciudades del cuarto de hora” es eliminar la dualidad centro-periferia y crear ciudades multicéntricas (un barrio-un centro), donde cada barrio cuente con todo lo necesario (vivienda y servicios) a estos 15 minutos a pie/bici, haciendo innecesarios los desplazamientos obligados a otras zonas.

    ¿Qué hay que hacer entonces en las ciudades pequeñas, como Ponteareas, que cuentan ya con zonas urbanas que cumplen con esta regla de proximidad?

    En los últimos años, Ponteareas ha iniciado un proceso que trata de revertir los efectos urbanísticos de su crecimiento en el pasado, recuperando espacios para las personas y haciendo de las calles zonas de encuentro e interacción social.

    El reto que se está abordando es mayúsculo: diversificar los usos de las infraestructuras municipales, impulsar el desplazamiento a pie, ampliar infraestructuras para ocio y deporte, disminuir el volumen de vehículos circulantes, crear aparcamientos disuasorios cercanos al centro, generar nuevos carriles bici, sendas peatonales y verdes seguras, proteger el medioambiente… un cambio de paradigma que rediseñará el modelo de crecimiento futuro en Ponteareas y la convierta en una ‘ciudad de los 15 minutos’ recogiendo todas sus cualidades positivas.

    La estrategia debe partir del diálogo entre los políticos-gestores y la población (con todos los sectores posibles representados), dando voz y voto a los ciudadanos para que participen en las actuaciones, llegando a acuerdos y contando con el mayor consenso posible.

    Cerca de la mitad de la población de Ponteareas vive fuera del núcleo urbano. Por esto, es importante adaptar también el modelo a la realidad de sus parroquias, dotándolas de los servicios básicos necesarios: saneamiento, centros de ocio y cultura, internet, una red ágil de transporte tanto con la zona urbana (estudiando días y horas de mayor demanda y necesidad) como con otros centros de interés (hospital, aeropuerto, estación de tren, ciudades próximas), servicios de seguridad y de salud, etc.

    Las casas culturales cobran especial importancia en este entorno, aplicando aquí el concepto de usos múltiples de instalaciones públicas, para que sus vecinos no deban desplazarse de forma obligatoria a la zona urbana (por ejemplo, uno o dos días a la semana la casa cultural puede hacer de centro de salud, desplazándose hasta ella los profesionales y no los vecinos, ahorrando múltiples viajes para un mismo fin).

    No hay fórmulas mágicas. Detrás de estos objetivos hay trabajo, convencimiento y determinación. Toda revolución, y esta lo es, genera controversia, tensión y desacuerdos. El debate, para llegar al consenso, es tan sano y necesario como recoger las opiniones y propuestas de los vecinos y vecinas, sin dejar a nadie atrás.

    Estamos recibiendo los primeros frutos (la instalación de la red de calefacción de biomasa y de paneles solares, han sido actuaciones determinantes para formar parte del Eixo Atlántico) de esta estrategia que sentará las bases de nuestra ciudad presente y, sobre todo, futura.

    Somos testigos de un proceso crucial para la Ponteareas de los próximos 100 años y podemos formar parte de él. Hagámoslo, participemos en el cambio aportando nuestras ideas y soluciones.

    Colaboradores

    Alberto Aliaga Sola
    14 POSTS0 COMMENTS
    Ángel Covelo
    6 POSTS0 COMMENTS
    Bea Sanfa
    7 POSTS0 COMMENTS
    Manrique Fernández
    50 POSTS0 COMMENTS
    Paz de la Peña
    36 POSTS0 COMMENTS
    Ricardo Canosa Bastos
    14 POSTS0 COMMENTS
    Roberto Mera
    2 POSTS0 COMMENTS