Entrantes sin complicaciones, sin gluten… ¡y con mucho queso!

Ahora que parece que por fin ha llegado el verano, vamos a disfrutar del sol lo máximo que podamos, dejando a un lado el horno y los fogones.

Hoy os invito a hacer unos pinchos que tienen como base el queso acompañado de distintos ingredientes. ¡El queso combina bien con tantas cosas! Pueden servirnos como entrante, como picoteo de tarde o para cualquier momento.

¡OJO! Si tenemos celíacos entre los comensales, tenemos que utilizar pan sin gluten, asegurarnos de que todos los ingredientes sean aptos para celíacos y tomar las medidas adecuadas para que no haya ningún tipo de contaminación.

¡Vamos allá!

Necesitaremos:

  • Pan que rebanaremos y tostaremos en el horno o en tostadora
  • Queso rulo de cabra
  • Miel
  • Nueces
  • Queso brie o camembert
  • Mermelada de cebolla
  • Queso Tetilla o Arzúa-Ulloa
  • Queso curado
  • Queso fresco
  • Pimientos del piquillo en conserva
  • Anchoas

Vamos con la primera:

Colocamos sobre una tostada una rodaja de queso de cabra, sobre ella ponemos media nuez y rociamos todo ello con miel. Si el día no está muy caluroso y os apetece encender el horno, un golpe de calor funde un poco el queso y está… Mmmm ¡de muerte!

Otra:

Sobre una tostada extendemos mermelada de cebolla y sobre ella colocamos una tira de queso brie. Y digo lo mismo que con la tosta anterior: si el día está fresco, un golpecito de horno y estará delicioso.

Y ahora la más fresca:

Podemos colocarlo sobre una tostada o directamente en el plato y lo comemos con cuchillo y tenedor. Sobre medio pimiento del piquillo colocamos una cuña de queso curado, y sobre este una anchoa. Podemos cambiar el queso por queso de tetilla, o Arzúa-Ulloa o, si no queremos mucha grasa, un queso fresco también está riquísimo y hace que el pincho sea todavía más fresco. O hacemos un variadillo y listo.

Bo proveito!