Camembert relleno al horno: un APERITIVO o cena que no puede ser más fácil (sin gluten)

Hoy vamos a hacer una receta fácil, rápida, totalmente ‘tuneable’ y siempre exitosa. Combinar queso y fruta o frutos secos es una delicia. Combinar queso y dulce, otra delicia (¿habrá alguien a quién no le guste un trozo de queso de tetilla con un buen dulce de membrillo?).

En esta receta lo combinamos todo: el queso, la fruta, el dulce y los frutos secos, y el resultado es excelente. Las posibilidades son múltiples, pero yo esta vez he elegido el queso camembert con nueces y mermelada de higos, todo ello envuelto en hojaldre. Como un bocadillo, pero en “más fino”.

Si tienes tiempo es un buen momento para hacer una mermelada casera de higos o de moras, pero sino, las hay muy ricas en el mercado.

Como siempre, mi receta es sin gluten, pero totalmente adaptable para quien no tenga celíacos en la mesa.

¡Vamos allá!

Ingredientes

  • 2 hojas de hojaldre sin gluten
  • 1 queso camembert
  • Mermelada de higos (o de arándanos, moras, tomate, cebolla…)
  • 1 yema de huevo batida
  • Nueces (o pistachos, avellanas…)

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 200 ° (o a la temperatura que indique el fabricante).
  • Forramos la bandeja con papel de horno y colocamos encima una lámina de hojaldre.
  • Dividimos el queso en dos mitades y colocamos uno de los discos en el centro del hojaldre.
  • Extendemos mermelada sobre el Camembert y por encima esparcimos unas nueces.
  • Cubrimos con la otra mitad del queso y volvemos a extender mermelada y nueces.
  • Humedecemos con huevo batido el hojaldre alrededor del queso y cubrimos con la otra hoja de hojaldre, sellando bien. Cortamos el hojaldre alrededor del queso, dejando un margen de unos cms, que apretamos con un tenedor para que quede perfectamente sellado.
  • Pintamos con huevo batido.
  • Decoramos a nuestro gusto con tiras de hojaldre.
  • Horneamos durante 15 a 20 minutos, hasta que el pastel esté dorado.
  • Si lo servimos caliente disfrutaremos del camembert fundido y la mermelada extendiéndose por el plato… Mmmmm

También puedes cambiar la mermelada por cebolla caramelizada y el resultado será excelente.

Ya ves, una receta sencilla y ‘tuneable’ que siempre funciona.

¡A por ella!