Cuesta de enero

Cómo se ha acabado el mes de Enero, parece que ya ha pasado la tan temible cuesta, aunque ahora llega la de Febrero que, por encima, éste año tiene un día más, ya que a los tradicionales 28 días le sumamos el número 29. Así que… ¿seguro que sólo es cuesta de Enero?

Bueno para que todo sea un poco más fácil de llevar, os volvemos a dejar con dos estupendos regalos.

En primer lugar, nuestro buen amigo Manuel Lemos nos vuelve a deleitar con una estupenda entrevista, en esta ocasión, al grupo Suburbano, no os la podéis perder y después, para relajarnos y llevarnos a otro espacio espiritual, el maestro Rodrigo Rodríguez nos regala su nuevo vídeo.

Esperamos que disfrutéis de estos pequeños regalos.

ENTREVISTA A SUBURBANO

© 2019 Manuel Lemos Muradás

Quizás así de pronto no os diga nada, pero Suburbano es un pedazo de la música de este país llamado España. Nacen a finales de los 70 como un grupo de Folk Progresivo. A lo largo de su existencia han compuesto canciones de éxito, como ‘Makinavaja’, ‘La puerta de Alcalá’ o ‘Arde París’; han trabajado con directores de cine como Luis García Berlanga, Gonzalo Suárez o Fernando Trueba entre otros, y han acompañado en el escenario y en las grabaciones discográficas a artistas como Luis Eduardo Aute, Joaquín Sabina, Luis Pastor, o Vainica Doble. Acaban de publicar un doble CD y DVD más un extenso libreto, para resumir sus 40 años en la música. Imprescindible! Entrevistamos a Bernardo Fuster.

Málaga 26/09/2013 Concierto del grupo Suburbano en el Teatro Echegaray con la voz y la guitarra de Bernardo Fuster y la guitarra y el apoyo en los coros de Luis Mendo.

Hablar de Suburbano no es sólo hablar de un grupo Folk Progresivo Protesta, sino también de un trozo de la historia de la música en España. Cómo veis vuestros inicios 40 años después?
Con nostalgia y con una cierta dosis de envidia de nosotros mismos, de nuestra actitud positiva y tan osada. Nos tiramos de cabeza a hacer lo que queríamos hacer sin condiciones. Todo podía haber quedado en nada, pero siempre hemos sido de la opinión que hay que hacer lo que una considera que hay que hacer, pase lo que pase.

A nosotros nos salió bien. Además Suburbano nació con una actitud un tanto rebelde, por lo que los reveses que fueron surgiendo en lugar de hacernos abandonar nos fueron uniendo cada vez más. Ser consecuentes con lo que pensamos en cada momento y esa actitud rebelde quizá sea la fórmula para poder aguantar 40 años en un mundo tan hostil como es la música.

Cuáles son esas canciones, que por un motivo u otro, más lleváis dentro de vuestra memoria?
En este doble CD “Huellas” que acabamos de sacar hemos intentado plasmar esas canciones que más nos han acompañado a lo largo de estos 40 años. Entre ellas están, por supuesto, algunas de las más conocidas, pero también hay algunas que consideramos que son en nuestra opinión “tan buenas” como las más conocidas y sin embargo no han tenido la trascendencia de ‘la puerta de Alcalá’ o ‘Makinavaja’….

Lo bueno de las canciones es que pueden trasladarte al momento en que fueron escritas. Una canción siempre es buen ejercicio de memoria, tanto las que has escrito tu como las que escuchaste en un momento dado, y se han quedado para siempre fijando en tu memoria un hecho, un encuentro o una revuelta…

Habéis trabajado para el cine con grandes directores como Berlanga, Trueba… cómo ha sido la experiencia? Qué diferencias destacais más respecto a componer para un disco?
Trabajar con alguien que ha dejado una huella en nuestra cultura como los dos que nombras es siempre enriquecedor. Es una lección de vida. Poder escuchar como Berlanga te habla de su obra, te cuenta anécdotas y vivencias y da opiniones sobre lo que en ese momento estás viviendo junto a él, es algo único. Por otro lado, componer para el cine es algo muy enriquecedor. Siempre es un reto. Tienes que encontrar en cada película la forma musical que el director necesita para comunicar su obra. A veces es a través de una orquesta, o un cuarteto de cuerda, o música electrónica. Esto te abre la mente, enriquece la creatividad, pues tienes la posibilidad de trabajar en todos los estilos y encontrar el lenguaje que la imagen necesita para llegar a trasmitir lo que el director quiere.

También habéis trabajado con otros músicos, como Sabina o Aute. Puro trabajo o aprendizaje por ambas partes?
Siempre hay un intercambio de ideas. Los buenos músicos cuando buscan la compañía y el acompañamiento de otros es para que les aporten algo. En ese intercambio de ideas y formas musicales está la emoción de la creación. Siempre hay que buscar.

Buscar solo es emocionante, pero buscar en compañía tiene la ventaja del contraste, la discusión y el intercambio.

Huellas es una preciosa caja con dos CDs, un DVD y un libreto extenso. Recoge los 40 años de vuestra existencia. Cómo surgió la idea de este resumen y como fue el trabajo ante una obra tan extensa?
Fue una propuesta de varias personas, la Discográfica, el Manager y los amigos. Fue como un reto : ¿ por qué no resumís estos 40 años en una grabación? ¿Cuáles son vuestras 25 canciones favoritas?…

Hicimos la selección y se nos ocurrió que ya que hacíamos ese resumen vital, podíamos rodar un documental con las historia de estos 40 años. Así surgió el documental que va con el doble CD, ‘El latido de la memoria’. Le encargamos a Susana Martins la dirección del rodaje y con un guion de Bernardo nos pusimos a ello.

Mientras tanto, Luis se centró en la grabación y producción de los dos CD’s. Luego, los dos fuimos completando con ideas y opiniones el trabajo del otro, tanto en el rodaje como en la grabación. Los otros músicos del grupo, es decir, Lorenzo Solano, Miquel Ferrer, Javier Palanca y Alvaro Cardenas, participaron dando ideas y grabando sus instrumentos en la parte musical del proyecto y Susana Martins haciendo el montaje del documental.


Rodrigo Rodríguez actúa en el Templo Bell Church de la ciudad de Baguio, Filipinas

El músico español de shakuhachi ofrecer una serie de conciertos en el Sur de Asia, sincronizado con el calendario Lunisolar Chino en celebración de ciertas costumbres populares de esta región.

Esta obra de este audio visual es Daha, una obra antigua del repertorio Honkyoku, tocados por los monjes. Daha / Pounding Wave es una oración por la fuerza de voluntad o la determinación para lograr las más altas aspiraciones. Hay momentos en que las determinaciones fuertes, intensas e inflexibles, como las olas oceánicas que golpean el acantilado, son apropiadas. Otras veces, la fuerza de voluntad suave, paciente e incesante, como las olas tranquilas que lamen la base del acantilado, manifiestan mejores resultados. Esta pieza refleja tanto el Yin como el Yang de la fuerza de voluntad. Esta obra de honkyoku tiene el propósito de representar la autodisciplina. Un ritmo muy rápido y una respiración violenta indican las manifestaciones de la mente bajo estricta disciplina.

El templo chino está situado en Barangay Balili de La Trinidad, Benguet, cerca de la frontera de la ciudad de Baguio. Anteriormente se encontraba en la residencia de la familia Ng en la misma ciudad. Actualmente se encuentra en una propiedad de 10,000 metros cuadrados (110,000 pies cuadrados) y su paisaje montañoso de acuerdo con el clan Ng recuerda a los devotos chinos de sus lugares de origen en Hong Kong y China continental.

El sitio actual de Bell Church  fue elegido debido al “buen Feng Shui”. Según el clan Ng, el diseño, tanto en el interior como en el exterior, se realizó de acuerdo con la “guía de los santos” y luego se mejoró a través de la misma. Un arco adornado con imágenes coloridas de dragones e inscripciones chinas está situado en la entrada del templo.

Honkyoku ( obras originales) repertorio musical de shakuhachi interpretado desde del S.XIII

El repertorio de shakuhachi deriva de las piezas en solitario originales , el Honkyoku. Para los practicantes de suizen, estos se interpretan tradicionalmente en la forma de una práctica espiritual personal y no como una actuación pública, o en el entorno de artes escénicas. Son en años posteriores que con la desaparición de este grupo religioso, el shakuhachi se introduce en un entorno artístico musical, y se empieza a transmitir en calidad de música.

Hay muchos ryū 流, o escuelas, de honkyoku en Japón cada uno con su propio estilo, énfasis y métodos de enseñanza.

“El movimiento en honkyoku  es significativamente estático, precisamente por el dominio del propósito y la función sagrada, y en cierta medida, también está sujeto a la meditación de la respiración.

Existe muchos valores de la actitud y mentalidad Japonesa que influye siempre en las artes del Japón.Una de las cosas que se mi hizo interesante el protagonismo del silencio, como el silencio dentro de la música Honkyoku es tan importante como la ejecución del propio sonido. Muchas de las obras tradicionales para shakuhachi esta ausente de rítmica, pero dispone del Ma (Espacio).

En el budismo zen, la realidad radica en la distancia entre el hombre y la naturaleza. En el honkyoku, se logra una buena expresión al encontrar la distancia correcta o ma (espacio) entre dos notas y dos frases. Que profundamente el interprete de shakuhachi considera el significado de ma, decide la calidad de su desempeño en su interpretación.