Aplausos

Durante estos días solamente se meciona una palabra, que ya no voy a decirla aquí por lo menos de momento. También vamos a dejar de lado la crítica a los que todos ya imagináis, no es momento para ello.

En estos tiempos convulsos que estamos viviendo debemos de remar todos en el mismo sentido; hay que luchar para revertir esta situación y que podamos volver a disfrutar de nuestra libertad de poder salir al aire libre sin miedo, sin temor, ni a a las autoridades ni sobre todo a ése ser invisible a los ojos humanos que esta sesgando la vida de mucha gente y que nos ha modificado nuestra forma de vivir de una forma totalmente radical.

No podemos venirnos abajo y hay que seguir luchando, por eso es de agradecer gestos como los que se miran en nuestros balcones.

Durante estos días, una iniciativa ha invadido los hogares de muchos españoles, todas las noches la gente sale a su balcones a aplaudir para agradecer la enorme labor que están ejerciendo nuestros sanitarios, médicos, enfermeros, celadores, técnicos… Todos ellos hacen un trabajo fundamental, el luchar por perservar la vida de cada una de las personas que enferman, pero además de la labor médica, ejercen una que aún resulta tan o más importante, una labor de apoyo moral, de confianza, de ánimo, porque el enfermo se encuentra sólo, sin familiares a su lado que lo acompañen, solamente la de las personas que lo están cuidando, y eso es también muy importante para salir adelante.

Pero tampoco nos podemos olvidar de la labor que hacen las personas que trabajan en la limpieza y desifectando todos los lugares, tanto en edificios cómo en las calles, ni de las fuerzas de seguridad, ni el trabajo que hacen todos los dependientes de las tiendas de comestibles, kioskos, farmacias, que también están exponiendo su salud y la de los suyos para seguir prestando un servicio a la sociedad para poder seguir satifaciendo sus necesidades básicas, pero no podemos dejar de lado a todas esas personas que andan con sus camiones y furgonetas repartiendo esa mercancía para que podamos acceder a ella, ni de todas las empresas y sus trabajadores que dentro de sus posibilidades siguen trabajando para no parar el engranaje de todo, ni de todos los agricultores y ganaderos que siembran y cuidan sus campos y mantienen sus granjas para que podamos seguir teniendo comida en los mercados (algunos igual piensan que la leche se reproduce en el brick y los vegeles crecen e los refrigeradores del super) por eso, mi aplauso para todos ellos, porque cada uno, pone su pequeño grano de arena, unos más visibles, otros menos, pero la suma de todos van a servir para que salgamos adelante.

Y para animarnos todos un poco, unas recomendaciones musicales para llevar mejor estos momentos, así que esta semana os recomendamos por un lado, un proyecto de nuestra tierra, Spiritu (986), un único trabajo, pero algo diferente dentro del folk gallego y por otro lado, Argonauta, el proyecto de Miguel Angel Vera, uno de los grandes pianistas de nuestro país, un disco hermoso para degustar en momentos cómo los que estamos vivendo. Música para quedarse en casa y disfrutar.


Spiritu (986)

Spiritu (986)

¿Qué es ‘Spíritu (986)’? Pues es un proyecto gallego formado por Anxo Lorenzo (gaitero nacido en Moaña), Carlos Mariño y Pedro González y solamente sacaron éste disco allá por el año 2000. La verdad, que no hay demasiado información sobre el mismo, en algún lugar, he leído que fue el proyecto de fin de carrera, pero lo que si puedo asegurar, es que estamos ante un trabajo diferente, una fusión entre lo tradicional (la gaite) y lo actúal (la electrónica), pero realizada con mucha maestría.

No es fácil encontrar trabajo de fusión de música tradicional gallega con la electrónica más actúal, pero éste proyecto lo hacía y de maravilla, aquí nos vamos a encontrar, por supuesto, gaitas, panderetas, canciones gallegas, pero al mismo tiempo, unos ambientes electrónicos que hace de éste trabajo algo único.

La verdad, que después de haber conocido éste proyecto por un casual, una pena que no hayan seguido por ésta camino y nos hayan hecho disfrutar de más obras cómo ésta.


Argonauta

Arborescente

2018

Miguel Angel Vera, conocido por todos nosotros como ‘El Argonauta’ nos presenta su nuevo trabajo, lleva por título ‘Arborescente’.

Segundo trabajo del compositor y en sus propias palabras, ‘Arborescente’ es un camino hacia el interior de nuestra mente, de nuestros recuerdos, de nuestros olvidos, de lo que quisimos hacer y nunca hicimos, porque la mente mandaba sobre el corazón. Un viaje íntimo y personal donde cada espectador podrá disfrutar a través de la música y de su imaginación.

La verdad, que después de a ver disfrutado de los nueve tema que componen éste disco, puedo dar fé de las palabras del compositor, y es que estamos ante un precioso trabajo, donde el piano, instrumento principal, pero no único, va haciendo que nuestra imaginación vuele, que vaya a esos recuerdos, que profundice en nuestro interior, pero que al mismo tiempo, nos ilumina para ver nuestro futuro.

Desde un comienzo, con el precioso ‘Pulsar’, por el intimisimo ‘Roger’ dedicado al batería del proyecto y fallecido tristemente, o ‘Spacious’, un tema que incluye sonidos de la naturaleza, o el sorprendete ‘Parsons’ donde el ritmo parece apoderarse de nuestro vieje y finalizando con ‘Instantes’ donde el piano vuelve a cobrar el protagonismo absoluto para terminar éste colorido viaje.

Estamos ante uno de los grandes pianistas de nuestro país y éste trabajo es muestra de su buen hacer, un disco muy hermoso para disfrutar y para dejar volar a nuestra mente.