Música

¡¡Viva la corrupción, esto es España!!

Durante estos días, en los noticieros nacionales ha sido de nuevo noticia el famoso caso Palau de Cataluña porque están testificando sus altos cargos. De nuevo ha saltado a la palestra el famoso 3%, es decir, la 'mordida' cómo dirían al otro lado del charco, las adjudicaciones de obras publicas los respectivos políticos de turno. La verdad que resulta increíble que estas cosas sucedan en un país donde supuestamente todos somos iguales y nuestros representantes políticos son elegidos en una urnas en las todos votamos libremente.

La envidia, el arma del incompetente

Muchos de nosotros hemos vivido en nuestras propias carnes o conocemos casos de gente, que ha sufrido en sus puestos de trabajo el daño causado por otros compañeros o responsables envidiosos, que pagan la frustración de su incompetencia con actos hacia las personas que los rodean. Actitudes que crean situaciones poco amigables con sus compañeros o llegando incluso a influenciar en sus superiores para que estos tomen medidas, normalmente drásticas, consiguiendo muchas veces que un compañero sea despedido de forma totalmente injusta, sin valorar a las personas por sus aptitudes o por su desempeño laboral, simplemente por pura envidia.

Etiquetado como

¡La princesa, perdón, la infanta feliz!

Había una vez, un país donde siempre brillaba el sol, los pájaros cantaban felices, los animales corrían libremente por los bosques, las flores resplandecían y dónde vivía una princesa, perdón, quería decir una infanta feliz, donde todo era maravilloso para ella. Tenía un marido alto y deportista, famoso por su dotes atléticas, cuatro preciosos hijos, una casa de ensueño en Barcelona y dinero corriendo a raudales por sus cuentas en Suiza.

Volvamos a sonreír, ¡seamos niños de nuevo!

Vivimos en un mundo socializado, en el que todo son normas y ataduras las cuales debemos de cumplir a rajatabla, que nos aprisionan, que nos impiden vivir, porque si alguien es diferente, es rechazado y apartado o lo tachan de antisocial. Con esto no quiero decir que no debamos respetar a los demás y hacer lo que nos venga en gana, siempre hay que mantener un respeto por el prójimo, me refiero, a que deberíamos y nos deberían de permitir volver a ser niños, sentirnos con su alegría.

Etiquetado como

¡¡Apaga la luz!!

Ésta frase ha sido una de las más escuchadas durante las pasadas semanas en nuestros hogares, algo que ya se suele hacer habitualmente, pero parece cobrar más importancia durante esos días pasados por las noticias aparecidas en los medios comunicación nacionales, que indicaban que las tarifas estaban más altas.

The winter is coming!

Con la famosa frase de la popular serie de televisión "Juego de Tronos", queremos señalar que por fin parece que el invierno ha llegado por estos lares. La verdad, parecía más un tiempo otoñal que invernal, pero en estos días el frío se ha dejado sentir en nuestras comarcas, aunque no ha llegado a los extremos de otros lugares.

Suscribirse a este canal RSS