Música

¡Qué viene el Papa!

Esta semana Portugal se quería blindar del resto del mundo cerrando sus fronteras, al menos por carretera con el resto del mundo, o lo que es lo mismo, con España, es que con el país que limita hasta el momento en que Galicia sea independiente. ¡Ah, perdón!, que los que quieren ser independientes son los catalanes. Bueno, tiempo al tiempo.

¿Espectáculo o música en directo?

El pasado sábado, por La 2 de TVE, ese canal que pagamos todos lo españoles y que casi nadie suele ver, retransmitieron en directo el concierto dado por Jean Michel Jarre en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana en Cantabria. Debo de reconocer, que el músico francés, desde hace muchos años, es uno de mis compositores favoritos y he tenido la fortuna de poder estar en directo en tres conciertos del mismo de diferentes épocas musicales.

En abril aguas mil

Dice un refrán, que en abril aguas mil, pero la verdad, que éste mes de abril del 2017 ha sido el menos lluvioso que recuerdo en mi vida. Aunque disfrutar del buen tiempo, que para algunos sólo es cuando hace sol, está muy bien, eso puede que nos haga olvidar lo necesaria que es el agua para nuestra vida diaria, para poder sobrevivir, y es que la necesitamos para vivir, la necesitan nuestros campos para producir la comida que nos llevamos a nuestra boca, la necesitan los animales para subsistir, la necesitan los frutales para dar su fruto.

¡Dos han salido rana!

Hace poco más de un año, la Señora Esperanza Aguirre pronunciaba esa frase en referencia a los casos de corrupción que se habían detectado en su partido entre aquellos que habían sido nombrados por ella misma, que entre quinientos, dos habían salido rana. Pero parece que al contrario de los cenagales donde por el cambio climático los anfibios están desapareciendo, a la señora Esperanza se le están reproduciendo y de que forma.

¡Devoción, Pasión y Penitencia!

Estamos en Semana Santa, fecha marcada en el calendario en rojo por muchos motivos. Unos porque están deseando que lleguen esas fechas para tomar unos días de descanso, visitar a sus familias, realizar algún viaje o simplemente desconectar del día a día y para otros, porque es semana de procesiones donde muchos sacan a relucir su devoción independientemente de lo que haya realizado el resto del año, eso da igual.

Suscribirse a este canal RSS