A Última Fronteira

Los libros, ¿en extinción?

El pasado 17 de Mayo se celebró el día de las Letras Galegas, lo que debería de ser un referente para la difusión cultura, en especial, para los libros y lógicamente los escritos en nuestro maravilloso idioma, el gallego. Algunos estaréis aprovechando al leer ésto para criticarme por no escribir en gallego pero, antes de echarme a los leones, dejadme deciros que el motivo por el cual no lo hago, es que nuestro pequeño apartado de a difusión, suele salir más allá de las comarcas.

La tasa Google

Bueno, más que tasa Google, deberíamos titular este comentario dentro de la serie de «ideas de bomberos» que tenemos en éste país nuestro en el que vivimos. Y es que ahora, la última ocurrencia de nuestros maravillosos dirigentes es que, para salvar nuestras pensiones, mejor dicho, las pensiones de los jubilados actuales, ─porque a éste paso los de mi generación y venideras la palabra pensión pública va a sonar a algo del pasado─, pues lo dicho, para salvar las pensiones, la gran idea, la nueva panacea, es la de aplicar una tasa sobre las empresas tecnológicas.

¡RSD!

Tras las siglas del RSD no se esconde ninguna nueva droga de diseño, sino una que ya lleva muchos años de recorrido, la droga de los amantes de la música. Y es que el RSD es el Record Store Day, eso que allá por el 2007 concebió Chris Brown y que fue fundado por Eric Levin, Michael Kurtz, Carrie colliton, Amy Dorfman, Don Van Cleave y Brian Poehner como una forma de celebrar la cultura protagonizada por las tiendes de discos independientes de EEUU.

¿Empatía?¿Qué es eso?

Cómo siempre, esa fuente de sabiduría que son los medios de comunicación, nos muestran realidades que a veces por lejanas, parecen ajenas a nosotros pero que el día a día nos demuestra que no es así. En este mundo globalizado, lo que está sucediendo en nuestras antípodas se puede extrapolar perfectamente a nuestro vecino de al lado, o incluso a nosotros mismos.

Cachondeo Real

Seguimos sumando puntos a la calificación del país de pandereta porque, como ya son poco los casos en los que se a demostrado y en estos últimos días, hemos seguido añadiendo ejemplos, empezando por el Real encontronazo entre nuera y suegra. Oye, que está bien. Que todas las nueras pueden tener problemas con la suegra, pero normalmente, no en ambos casos ostentan el título de reinas, por lo que deberían de guardar sus formas.

Y deber hacerlo en un momento en el que la Monarquía sigue estando cada vez más cuestionada y, hechos como éste, no hacen más que cuestionar la función de la misma, sobre todo, cuando días después el demérito rey, perdón el emérito, se tiene que volver a operar de nuevo de la cadera, porque la prótesis que le habían puesto comienza a estar un poco vieja. Seguro que muchos pensionistas, cuando vieron eso lo primero que pensaron es el "porqué a mi no pero a él sí", sobre todo, teniendo en cuenta, que el coste de la operación lo pagamos los de siempre, es decir, los sufridos contribuyentes de éste país.

Pero no solo con la realeza hemos topado en estos últimos días, ya que a las decisiones tomadas por un juez español, en otros países, se las saltan a la torera, y eso que se supone, que estamos todos dentro del mismo club, que es el de la UE (antiguamente, significaba Unión Europea, ahora ya no lo tengo tan claro), ya que primero a Bélgica le dio igual y después, Alemania primero sí, pero después no, así que me pregunto, sin entrar en el debate de si es justa o no la decisión del juez español, ¿qué pasaría si un juez belga o alemán hubiera dictado una orden de captura sobre algún fugado de sus respectivos países y la justicia en España hubiera hecho lo mismo? Seguro que las sanciones sobre nuestro país hubieran sido peores que la que impuso EEUU sobre Cuba, ¿así que alguien cree que no seguimos sumando puntos para seguir siendo un país de pandereta?


Bueno, lo que si estoy seguro que no es un cachondeo Real y que si se suma puntos, pero en el haber de la buena música, son las recomendaciones que os vamos a proponer ésta semana, aunque en ésta ocasión, van destinadas a los amantes de la buena música, pero sobre todo, a los amantes del jazz. Por una parte, la fantástica pianista de jazz Lisa Hilton y su trabajo "Nocturnal" y por otra parte, otro fantástico pianista, en esta ocasión Alan Storeygard y su exquisita combinación de jazz y música clásica en su trabajo "Jazz Meets the Classics", espero que os gusten.

lisa hiltonLisa Hilton
Nocturna
2015
https://lisahiltonmusic.com/

Debo de reconocer que no soy un amante del jazz y menos un entendido del mismo, que Lisa Hilton tiene algo especial y su música desde que la he conocido siempre me ha sorprendido y en éste, “Nocturna”, no podido ser de otra manera.

Cómo siempre, el elenco de artistas que acompañan a Lisa Hilton es de un altísimo nivel, cómo son Antonio Sánchez en las percusiones, J.D.Allen en el saxo, Greg August en el bajo y Terell Staffo en la trompeta.

Once son los cortes que conforman éste disco, un trabajo para que los amantes del jazz disfruten del arte de estos artistas y de su estilo de música preferico y que por encima, se queden con las ganas de poder disfrutarlos en directo, porque cómo muchos estilos musicales, esa es la forma de degustarlo, pero para los que podemos disponer de esas posibilidades, de momento nos quedamos con éste precioso disco.


 

alan storeygardAlan Storeygard
Jazz Meets The Classics
2017
http://www.storeygardmusic.com/

Alan Storeygard es un fantástico pianista que bebe del jazz, del blues y de la música clásica y precisamente, esta última parte, es la que incluye en su último trabajo hasta el momento, un disco en el que el título, ya nos deja claro lo que nos vamos a encontrar en él, “Jazz Meets the Classics” y es que ha logrado unir a la perfección temas clásicos con estilo de Jazz.

En éste trabajo, formado por nueve cortes, nos vamos a encontrar a clásicos como Sergei Rachmaninoff, Beethoven, Chopin, Rachmaninoff, Bach o Tchaikovsky con alguno de esos clásicos.

Estamos con un trabajo que que puede que no le guste a los más puristas del jazz ni a los más puristas de la música clásica, pero sin lugar a dudas, u ntrabajo que puede acercar estos estilos musicales a muchos que de otra manera no se atreverían, así que un disco muy recomendable de un gran pianista y de un gran música.

PD.: Cómo no hay disponible ningún vídeo de éste trabajo, os dejamos con una actuación en directo junto con con el Alan Storeygard trío.

Suscribirse a este canal RSS