Yo, Tonya

A caballo entre el documental y el telefilm más convencional, Yo, Tonya nos narra la polémica y, a veces surrealista, vida de la ex patinadora olímpica Tonya Harding, a través de un cuidado e inteligente montaje que le ha valido una merecida nominación al Oscar en ese apartado.

El film relata las peripecias de Harding desde sus inicios en el patinaje, con tan solo tres años, hasta su polémica retirada del circuito tras el famoso incidente con su amiga y competidora Nancy Kerrigan a principios de los años 90. Los que ya tuvierais una cierta edad en esa época recordaréis, aunque sea de refilón, la historia de Tonya y Nancy, a la que le rompieron una rodilla justo antes de un importante campeonato. Como anécdota, curiosamente, eso coincidió en el tiempo con otro triste incidente en el ámbito deportivo: el apuñalamiento de la tenista Mónica Seles.

Molly's Game

El de guionista es, posiblemente, uno de los trabajos más ingratos de la industria cinematográfica. Siendo el suyo uno de los roles más importantes a la hora de construir una buena película, suelen estar mal pagados y el reconocimiento que reciben por su trabajo suele ser más bien escaso. Pocos nombres de guionistas llegan a ser reconocidos por el gran público.

Suscribirse a este canal RSS