Cinco trucos para salir a correr en invierno sin perder el glamour

Ha llegado la época de los polvorones, del turrón y los mazapanes. Y con ello viene la época de mantenernos a raya si no queremos ir cogiendo kilos y kilos que nos pesarán más tarde. A pesar de que hacer deporte en invierno, no cuenta el ir de shopping, cuesta porque es una época en la que hace muchísimo frío, no debemos descartar el running como deporte perfecto para mantenernos en línea. Y para no pasar frío vamos a dar cinco trucos que debemos tener en cuenta antes de salir a hacer deporte.

Principalmente, el básico, es la ropa que nos vamos a poner. Lo que se denomina como teoría de las capas. No nos debe faltar una buena indumentaria si queremos mantener nuestro cuerpo en una temperatura razonable y no morirnos de frío en el intento. Para empezar, una buena camiseta térmica que nos ayude a mantener el calor corporal. Es verdad que a veces, esta ropa nos parece algo cara, pero debemos invertir en ella ya que por su calidad nos hará tener buenos resultados. Es muy importante que la parte superior del cuerpo vaya bien abrigada, por eso encima de nuestra camiseta térmica, debemos incluir una buena sudadera, siempre todo transpirable para no empaparnos en sudor y luego quedarnos congelados. La parte inferior también debe ir bien cubierta, por eso debemos elegir pantalones largos, en concreto mayas elásticas, ya que con esto conseguiremos un efecto de calor mayor. Unos buenos calcetines y unas zapatillas son fundamentales para completar nuestra indumentaria perfecta para esta época.

Otro de los puntos que tenemos que tener en cuenta a la hora de ir a hacer deporte en invierno, es la progresión. No va valer de nada que hagamos un spring de un kilometro rapidísimo, porque lo único que conseguiremos será lesionarnos; mientras que si conseguimos ir corriendo poco a poco, el cuerpo irá sintiendo cada vez menos frío; esta es la llamada teoría de la progresión.

Una buena alimentación es fundamental a la hora de hacer deporte en invierno, ya que por regla general nos apetecen más las comidas calientes y pesadas, pero bien es cierto que para ir a correr por ejemplo, debemos tomar una comida ligera. Es necesario aumentar los alimentos que posean Vitamina C como el Kiwi para evitar resfriados.

Destacado es el punto de alcanzar un objetivo, y no porque esto nos vaya a hacer tener menos frío, pero si es cierto que si tenemos este objetivo, acabaremos con la pereza que nos da salir a la calle a hacer nuestro ejercicio diario. Y la fuerza mental es realmente importante, ya que lo que pensemos será lo que logremos. Los límites están en nuestra cabeza.

Y por último, no debemos olvidarnos de lo fundamental, ya que en época de invierno anochece antes, intentaremos aprovechar al máximo las horas en las que brille el sol para amortiguar los efectos del frío, y aprovechar para ir cogiendo un poco de moreno en la piel.

Y con esto ya estamos listas para ir a hacer deporte desde ahora mismo siendo las más divinas.