Los ángeles de Victoria's Secret aterrizan en París

Luces, cámara, acción... El Grand Palais de París ha sido testigo de la llegada de los ángeles de Victoria's Secret. 51 modelos y 82 looks fueron lucidos el miércoles por la noche, en el evento de moda más seguido del mundo. El ángel elegido para abrir el desfile fue Elsa Hosk que desfiló sobre una pasarela llena de purpurina.

Tras ella, las siempre angelísimas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio. Aunque la famosísima Irina Shayk fue la que acaparó todas las miradas debido a la confirmación de su embarazo. Aún intentando disimularlo bajo un trench espectacular en color dorado, y en otro de sus pases bajo una chaqueta roja, fue inevitable que con el movimiento quedase al descubierto el secreto mejor guardado de la modelo.

Después de casi dos horas de desfile, Lily Aldrige, ha sido la encargada de cerrar el desfile bajo los aplausos y gritos de más de dos mil personas, ante la atenta mirada de los espectadores ante el carrusel de las maniquís bajo el famoso confeti dorado.

Jasmine Tookes, fue la elegida para desfilar con el sujetador Bright Night Fantasy Bra, diseñado por Eddie Borgo, con diamantes y esmeraldas. Un total de 450 quilates y más de 700 horas de trabajo, han sido necesarias para la elaboración de esta joya de la lencería que está valorada en tres millones de dólares.

Josephine Skriver, fue otra de las afortunadas en lucir otra de las joyas de la pasarela: Un conjunto con 450.000 cristales de Swarovski.

Bruno Mars, The weekend y Lady Gaga, fueron los encargados de amenizar el espectáculo. Los tres cantantes acaban de presentar nuevo disco y están en pleno éxito.
Victoria's Secret, con algo de mas de mil tiendas repartidas por todo el mundo, tiene como reto el seducir a una nueva generación de mujeres.