Bañador

¿Qué es lo que cada año, verano tras verano usamos? Si! El bikini, o sus familiares el trikini o bañador. Hoy nos vamos a centrar en el bañador, tendencia fundamental este verano que tenemos a las puertas. El bañador ya no solo se utiliza para ir a la playa sino que ahora podemos y debemos combinarlo con faldas largas o faldas denim abotonadas, haciendo que nuestros looks estivales luzcan como nunca.

Principalmente, nuestro bañador base será el bañador negro, pero no el de toda la vida, sino que utilizaremos el que tenga unos cortes diferentes, como cortes en la zona del pecho, o incluso las más atrevidas luciendo el bañador con cortes a la altura del ombligo.

Si queremos el bañador para lucirlo en la playa podremos lanzarnos de nuevo, como el resto de los veranos a los estampados florales y los estampados geométricos. Los bañadores de un solo color también ganan territorio este año pero dejando de ser aburridos e insertando algún detalle en ellos.

Este verano es diferente, porque nosotras queremos lucir el bañador como prenda de vestir, y aunque al principio se puede ver como algo “raro”, este verano algunos de los looks más estilosos estarán formados por una prenda inferior como las nombradas anteriormente, o incluso podemos lanzarnos a combinarlo con unos culottes o unos palazzo.. ¿Os atrevéis?

Así que ya sabéis, este año el bañador no sólo se usa en la playa, se usa también en la calle, pero cumpliendo la regla básica: Siempre en negro y con cortes que lo hagan diferente.