Vestidos lenceros

Cada semana, vamos analizando una de las tendencias que invadirán nuestro armario cada temporada y esta semana le toca el turno a los vestidos lenceros. Esta tendencia, también llamada slip dress, es un amor/odio, ya que es algo complicada dependiendo de los tejidos de las prendas.

Por regla general, como su nombre indica, un vestido lencero, son esos de los que antiguamente se usaban como lencería interior, generalmente en raso. Lo que hace unos años llevaban debajo de las prendas, hoy en día sale a la superficie para sacar nuestro lado más sexy en la calle.

El color puede variar dependiendo de nuestro gusto, aunque los vestidos lenceros se suelen mover entre el negro, el beige, el rosa cuarzo y el blanco, colores como el rojo y el azul marino también están en el top. Suelen tener encantes en el escote y la parte inferior, para dar así, un toque más femenino a la prenda, la cual, sin ellos, parecería una simple combinación.

Son vestidos que se pueden usar todo el día, desde la mañana hasta la noche, siempre eligiendo los complementos adecuados: maxi bolso y zapato con tacón chupete o botín de estilo rockero por el día, y clutch con stiletto para la noche.

Una de las combinaciones que se adaptan fenomenal a esta tendencia, es otra de las tendencias destacadas para esta temporada que entra: El punto. El maxi jersey o chaqueta de lana se unen y van de la mano de los vestidos lenceros, creando un look perfecto: chic y femenino donde los haya. Estos vestidos, combinan también maravillosamente con un flurry vest o una chaqueta, perfecto, que nos taparán un poquito de los fríos que nos quedan aún.

Dejaros enamorar por esta tendencia y no os arrepentiréis.

Más en esta categoría: « Los pitillos han muerto La bomber »