Los pitillos han muerto

Parece mentira que hoy estemos hablando de esta muerte, ya que hasta hace unos años parecía imposible que fuese a suceder. Pero hoy ha llegado a su fin y con él se adentran un nuevo mundo de necesidades ante nosotras, sobre todo se abre el fanatismo y entusiasmo por el pantalón campana.

Hace unas temporadas, que los pitillo, a pesar de seguir todavía en las tiendas, perdían relevancia. El año pasado, por ejemplo, el pantalón pitillo cedía su trono a los pantalones boyfriend, que este año siguen viniendo como si no hubiera mañana, con ganas de que los vistamos en cualquier momento del día, sea en forma deportiva, informal o incluso llegando a querer entrar en terreno nocturno.

Los pantalones baggy, también tuvieron su momento la pasada temporada y esta también tendrán su aparición estelar, pero sin duda, los pantalones que debemos tener en el armario son los pantalones campana.

Algo más complicados que los pantalones pitillo, ya que al tener esa forma de rodilla hacia abajo, debemos vestirlos con un poquito de tacón o plataforma, ya que el zapato plano en este caso, nos hará parecer algo bajitas. La última tendencia, es este pantalón combinado con la zapatilla deportiva blanca, que seria todo un acierto para estar en pleno ojo de la tendencia.

El pantalón campana nos hará adoptar ese estilo boho que todas tanto soñamos cuando Siena Miller lo lleva: Sombrero, maxi bolso, blusa estampada de gasa y pantalón campana. Un estilo boho chic en toda regla que nos encanta.

Los pantalones campana, a los que ya se han rendido totalmente todas las celebrities, son la tendencia setentera por excelencia, y nos enamorarán además de que no dudaremos ni un segundo con hacernos con ellos para que luzcan en nuestro armario y por supuesto por las calles.

Más en esta categoría: « El chandal Vestidos lenceros »