Los mules

Ha llegado la hora de tratar el tema de los complementos: los bolsos y los zapatos con los que nos volveremos locas esta primavera/verano. En el caso del calzado, los zapatos de la temporada son los mules.

Hace muchos años, cuando yo era aun una jovenzuela, estos zapatos se llevaban muchísimo, eran los top de la temporada y cual ha sido mi sorpresa al ver que han vuelto al mercado y pegando fuerte.

Los mules son las que llamamos babuchas vulgarmente, pero con tacón: ya sea un taconazo de 10 centímetros o un tacón chupete de 2 centímetros. Lo primordial es que sean descalzos en la parte trasera.

Los colores irán desde el negro hasta el fucsia, pasando por el naranja, el rojo o el amarillo, el ya famoso rosa cuarzo o el romántico azul serenity. Los prints, como la serpiente o el leopardo están perfectamente permitidos en este modelo de calzado. El material puede ser desde la piel hasta el tan querido charol. Multicolores o monocolores, todo puede ser en este zapato.

Super combinables con cualquier look, ya sea con el más informal de jeans y camiseta al más formal con LBD. Lo importante es saber combinar bien el material que encaja con el vestuario que llevemos. Por ejemplo, en un look formal como el que hemos nombrado con jeans, los mules pueden ser de cualquier tipo: desde los de print de leopardo hasta los de charol, mientras que si llevamos un LBD, lo más propio es que los mules sean más formales, fijándonos que el tacón sea entre 6/9 centímetros y preferiblemente en piel o charol, pero siempre en monocolor, por ejemplo en color rojo valentino.

Los veremos en todas las tiendas y evidentemente sabemos que nos enamoraremos de ellos, porque su comodidad hace que cuando las temperaturas empiecen a subir querremos un zapato ligero y estiloso que nos acompañe, y los mules, son esos compañeros perfectos de los que no querremos separarnos jamás.

Más en esta categoría: « Encajes y transparencias El blanco »