Prendas exteriores: abrigos

Si la semana pasada hablábamos de chalecos de pelo, ahora le toca el turno a los abrigos. El frío ha llegado sin retorno y tenemos que adaptarnos a él de la mejor manera, para ello debemos sacar nuestras prendas más calentitas.

Vamos a analizar los tipos de abrigos que encontraremos esta temporada en las tiendas y que debemos adoptar en nuestro armario ya mismo sin pensarlo dos veces:

Abrigo Oversize: El abrigo oversize, es un gran triunfador casi todas las temporadas que se presenta en ellas. Ideal para llevar mil prendas debajo, que nos harán la función de capas de cebolla y que será ideal para cuando haga un frío excesivo en la calle y entremos en esos sitios donde la calefacción está hasta los topes.

Abrigo aire masculino: Normalmente recto y con un aire british, triunfará para looks principalmente de oficina. Ideal para poner encima de un traje de chaqueta, ya sea de falda o pantalón.

Abrigo de ante: El abrigo de ante hay que reconocer que es más para lo que se llama presumir que para tapar el frío, pero al cual le podemos poner el famoso chaleco de pelo, y podremos llevar dos de las prendas de la temporada juntas. Ideal para cualquier look aunque principalmente, sobre vestidos quedará de diez.

Abrigo de pelo: El estilo Yeti se ha interpuesto entre nosotros, por eso si lo que queremos es ir bien abrigadas, no dudaremos en elegir un buen abrigo de estas características, con el que además de ir calentitas iremos a la última moda.

Abrigo estampado: Principalmente con estampado de cuadros y largo midi, será ideal para combinar con looks monocolores. Con jeans + camisa o camiseta será una combinación también perfecta.

Plumas: Los archiconocidos plumas de toda la vida. Esos que temporada de invierno tras temporada lucen en las perchas de las tiendas. Son cómodos, no pesan, son impermeables, resistentes a todo. Son el todoterreno de la temporada, aunque hay que situarlos en el apartado sport, ya que para vestir no cumplen los requisitos necesarios. Como variedades en plumas nos encontraremos los lisos y los acolchados. En este tipo de abrigos los colores que manejaremos serán desde el siempre negro, pasando por el marrón, el azul marino hasta el burgundy.

Como podéis imaginar, no es necesario adoptar todas las variedades de abrigos, pero si deberíamos elegir, por lo menos uno, de todos estos modelos para que se convierta en nuestra prenda IT del invierno. Es muy importante ir bien calentito por la calle para no coger esas indeseables gripes y molestos resfriados.