Tucurrección

Ya lo aviso Berizzo. El Tucu convencerá y no lo pone por ser simpático.

En los círculos celestes se hablaba de que su zurda era la más técnica de la plantilla, y ayer se sacudió de nuevo la presión como un perro rabioso que lleva días acechando a una presa que se le escurre.

El chileno llevaba varios partidos a buen nivel y ayer confirmó su estado de forma. Un zapatazo imparable cuando el partido moría. Una estocada mortal que silenció Anoeta y que generó un terremoto en Vigo gracias a un terremoto unánime y al unísono en la ciudad celeste.

Me atreví, hace unos meses, a vaticinar que este año iba a ser del Tucu. Es su oportunidad de devolverle la confianza a Berizzo y a un Balaidos que rumiaba pidiendo la titularidad de Radoja.

Ayer el Celta no sólo dio un golpe sobre la mesa, también Hernández apareció cuando ni Orellana, ni Nolito estaban en su mejor momento. Y la violencia de su zapatazo rompió la escuadra y también el espejo que devolvía una imagen deforme y diferente a la del Tucu de O'Higgins.

Benvido Pablo. Tu yo de siempre ya parece pisar el verde. Saludo a tu nueva versión que seguro acabará con Balaidos rendido a sus pies. Benvidos á Tucurrección.