Surrealista

La sanidad gallega, presume de ser una de las mejores de España, que disponemos de numerosos medios, de grandes hospitales, de cada vez más centros de salud y me pregunto, ¿para que sirve tener grandes edificios si después falla lo más básico como es el equipamiento y el personal?

Por muy grande que sea un edificio o muy moderno, si no hay medios técnicos para sacar provecho del mismo personal para atender dichos medios y por supuestos a los pacientes, de nada sirve todo ése cemento. Un par de ejemplo del surrealismo en los que se ha convertido nuestra sanidad. El primero, una persona asmática que acude a su centro de salud por una crisis y resulta que no tiene oxígeno para suministrarle y acaba teniendo que desplazarse al hospital de la ciudad más cercana para que lo puedan atender o que pidas cita para el médico de cabecera, te la den para diez días después del día que la estás solicitando, llegues al centro de salud a la hora especificada, esperes cuarenta minutos para que te puedan atender y te acaben comunicando que no te pueden atender, que vuelva al día siguiente, ya que su médico ha tenido que salir a una urgencia con la ambulancia.

Lógicamente, entiendo perfectamente que las urgencias son las urgencias, pero me pregunto, en mi primer lugar, ¿dónde están las ambulancias medicalizadas y el personal que tiene que estar para su atención ya que deberían de estar destinadas precisamente para los casos en los que se necesite la atención de un ambulancia y disposición de un médico? pues resulta que para toda Galicia hay diez, así que ya se pueden hacer una pequeña idea de todo el territorio que tienen que cubrir y el resto de ambulancias, pues con el personal justo, por lo que cada vez que hay una urgencias, tienen que desplazar a los médicos de los centros de salud quedando estos desantendidos, que por cierto, los cuales, cada día disponen de menos médicos y enfermeras, ya que si hay una baja, estas no son cubiertas con nuevo personal.

Por situaciones como las comentadas, pues me hago la pregunta de que nos sirve presumir de que hacemos hospitales grandes y nuevos centro de salud, bueno, si sirve par algo, para justificar un gasto en inversiones, que no en personal con todo lo que ello conlleva, porque otro sentido no le veo y es que si cada vez que necesitas ir al médico para que te atiendan es como echar una moneda al aire para ver si esa vez toca o no, pues que quieren que les diga y por encima el sentir de la gente es que al final, hay que acabar por ir a uno de pago, ¿para eso tenemos una seguridad social mantenida con los impuestos de todos? Pues da la sensación, de que aquí queremos coger el modelo americano de sanidad, es decir, una sanidad para ricos y el resto, pues a lo mejor tendremos que recuperar los curanderos celtas, pero eso si, teniendo que seguir pagando nuestros impuestos sistemáticamente, o que se diría antiguamente, religiosamente.


Lo que si hacemos sistemáticamente, es recomendar buena música semana tras semana y cómo esta no podía ser menos, pues os dejamos con este par de recomendaciones. Por un lado "Galactic Underground", proyecto tras el que se encuentra el artista belga conocido como Venja, una pequeña joya electrónica y por otro lado, otra joya de la música electrónica estilo berlinés, aunque un nombre desconocido para la gran mayoría, Haryd Kukuk, espero que los disfrutéis.

 

guGalatic Underground
2017
https://backstash.org/application/shop/product.php?shop=wool-e-shop&product=858321

Galactic Underground es un proyecto tras el cual se encuentra el compositor belga Johan Geens, más conocido cómo Venja. En éste proyecto se desmarca un poco de sus composiciones habituales para crear un trabajo aún si cabe, más especial y ambient, aunque con matices.

El disco está presentado en un precioso digipack holográfico (incluye gafas en 3D para visualizar las imágenes) y está dividido en diez piezas que nos presentan un viajez por el espacio y la recreación de los sonidos que nos vamos encontrando por dicho viaje, sonidos profundos, solitarios, pero también esperanzadores.

Cada uno de los cortes nos muetra lo mejor del compositor, pero para éste proyecto, Venja, no está sólo, sino que en varios de los temas ha contado con la colaboración de extraordinarios compositores que han aportado su toque personal creando unos temas imprescindibles, estábamos hablando de Robert Rich en el tema “Mirage”, Erik Wollo en el tema “Solitary Waves” y Roksana Vikaluk en los temas “Burning” y “Blooming”, sin lugar a dudas, unas colaboraciones impresionantes.

Estamos ante uno de esos trabajos que merece la pena tener en nuestra colección, Venja es una extraordinario compositor, en éste disco nos lo vuelva mostrar y las colaboraciones de las que ha dispuesto, son de auténtico lujo, lo mismo que la presentación del disco, una verdadera maravilla.


 

hardy kukukHardy Kukuk
Atemnot
1981
www.wah-wahsupersonic.com

Sin lugar a dudas, la música electrónica de la Escuela Berlín tiene dos grandes referencias que son los Tangerine Dream y Klaus Schulze y hay una gran número de músicos que siguieron dicha escuela, muchos de ellos, totalmente desconocidos para el gran público en general, pero en ocasiones, alguna de estas pequeñas joyas caen en nuestras manos, cómo ha sido en éste caso, el músico alemán Hardy Kukuk y es que gracias al sello de Barcelona Wah Wah Records, tenemos la posibilidad de recuperar éste trabajo del año 1981 titulado “Atemnot”.

Estamos ante un álbum de cinco cortes (existe una versión en Cd del año 92 que incluye otros cinco temas extra), con una cara A de dos temas de larga duracción, nueve y once minutos respectivamente, al más puro estilo de la Escuela Berlín, con secuencias y cierta melodía y con una segunda cara, donde nos volvemos a encontrar un tema de once minutos y dos cortos, de dos y tres minutos respectivamente que sirven para finalizar el álbum.

Estamos ante una rareza, un disco, que si uno no se fija en el nombre de la portada, sólo en los instrumentos utilizados o en la música que estamos escuchando, estaríamos pensando que nos encontramos ante uno de los grandes álbumes de los maestros Tangerine Dream o Klaus Schulze, pero no, se trata del por aquel entonces joven Hardy Kukuk que junto a Kalus Bloch y Andreas Schneider, creó un fantástico disco de música electrónica que debería de estar entre uno de los grandes del movimiento berlinés.

Más en esta categoría: « Era Visto Los nuevos urbanitas »