Clásicos

Esta semana tenemos dos clásicos: «Como água para chocolate» y «La larga marcha».

Tita nació la última y eso es casi como una maldición por que a lo único que aspiras es a cuidar de tus padres asta que se mueran,en el caso de Tita asta que se muriese su madre, mamá Elena. No se casaría y nunca tendría hijos.

Cuando Tita nació la mandaron directamente para la cocina y con el paso de los años aprendió a cocinar de la mejor y la más sabía de las cocineras, Nacha.
Y un día conoce a Pedro y se quedan prendados el uno del otro, pero Pedro se casa con su hermana Rosaura,aunque ese no es un impedimento para que se muera el amor.
Esta novela esintensa en todo el sentido de la palabra,te hace llorar ,reír, enfadarte por todo lo que le pasa a la pobre Tita, aunque a veces los milagros existen.

Empezamos diciendo que La larga marcha fué escrita por Stephen King,y para los amantes del género de terror esta no les va a dejar indiferentes.Trata de una competición de adolescentes que simplemente tienen que caminar,pero si se paran mueren o más bien los matan,si por mala suerte tienen un traspié y no se pueden levantar ,los matan,si se paran más del tiempo establecido,los matan,a si que no les queda otra que seguir y seguir asta llegar a la meta sea como sea, en recompensa,o premio, pueden pedir lo que quieran, todo lo que pidan se les concederá..
La larga marcha nos mantiene en una auténtica tensión desde que empieza asta que termina, sólo empiezas a respirar cuando lees la última palabra.

 
como agua para chocolateComo agua para chocolate
Laura Esquivel
1989
 

Sinópis
No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña, cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato, sino todo el amor con que seas capaz de hacerlo. Pero Tita se dio cuenta de que sus platos no solo tenían el poder de deslumbrar por sus sabores y texturas.

 Su tristeza, su alegría, su deseo o su dolor a la hora de prepararlos se contagiaban irremediablemente a todo aquel que los probaba. A través de esta alegoría que vincula con maestría los sentimientos y los elementos culinarios.
 

 
la larga marchaLa Larga Marcha
Stephen King
1979

Sinópis
El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: La más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último.

Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente...

Más en esta categoría: « Segundas oportunidades