"La comida más rica que comí en mi vida" (Manuel, 10 años)

El día que mi sobrino Manuel comió este pastel de carne llegó a su casa y se lo contó emocionado a su madre: “¡Mamá, Paz hizo la comida más rica que comí en mi vida!” Puede que Manuel exagerase un poquito, y seguramente ha comido muchas cosas tan ricas como esta (o no...) pero es cierto que este pastel triunfa entre los niños, y sino que se lo pregunten también a Martín, amigo de mi hijo, que un día le dijo a su madre que me llamase para pedirme la receta de “ese pastel de carne tan riquísimo que lleva Álvaro al colegio”.

Así que, no quiero privaros de “la comida más rica del mundo” y, para quienes aún no tenéis la receta, ahí va:

gastronomia la comida mas rica 01

INGREDIENTES (como decimos siempre, si hay una persona celíaca, debemos asegurarnos de que todos sean aptos para celíacos)
• Carne picada (750 g ternera y 250 g cerdo)
• 2–3 Zanahorias
• 1 calabacín pequeño
• 1 cebolla
• 1–2 dientes de ajo
• Coñac
• Salsa de tomate
• Queso en lonchas (opcional)
• Queso para gratinar
• Puré de patata (lo confieso, utilizo el de bolsa)

Trituramos las verduras (el calabacín y las zanahorias trituradlos bien, para que no se noten, porque a muchos niños no les gusta encontrar los trozos) y hacemos un sofrito con ellas.

Añadimos la carne salpimentada, dejamos que se haga un poco y añadimos un chorro de coñac. Dejamos que se evapore y que se vaya guisando la carne con las verduras. Cuando está hecha añadimos la salsa de tomate (unas 4 cucharadas) y cocinamos unos minutos más para que todo coja sabor.

gastronomia la comida mas rica 03

Hacemos el puré de patata (de bolsa o natural –mucho mejor este, claro–).

En una fuente que pueda ir al horno ponemos extendemos la carne, sobre ella podemos colocar unas lonchas de queso, y sobre esto el puré bien extendido.

Podemos añadir queso rallado (rallamos unas lonchas o utilizamos mozarela) y ponemos a gratinar hasta que esté dorado el puré o el queso rallado... ¡Y ya está!

Como veis es muy fácil de hacer; las cantidades de las verduras las adaptáis un poco a vuestro gusto. Además, se puede congelar la carne y tenerla preparada para el día que se necesite; se descongela, se hace el puré y listo.

Espero que disfrutéis de esta receta y que vuestros peques os hagan sentir “Una cocinera o cocinero mundial”, como diría Manuel, a quien, por supuesto, va dedicada esta receta.