Coidado coa machada, Uxía

El Paraíso está a dos metros bajo tierra (Segunda parte I)

SEGUNDA PARTE. I 

Al salir de una curva encajonada entre pinos un guardia civil les hizo señas con la linterna amarilla para que detuvieran el vehículo unos metros antes de las cintas que perimetraban toda la carretera a lo largo de cincuenta metros. Una luna blanca enorme apagaba las estrellas.

Suscribirse a este canal RSS