Menos mal que nos queda Portugal

Hace unos días, estuve por tierras lusas, nuestro país vecino, ése que tenemos un día con características comunes y que algunos de nuestros eruditos se empeñan en copiar en vez de buscar en las bases de nuestra lengua.

Ese país que tuvo que solicitar un rescate a la UE para solucionar sus problemas financieros y que en España lo solicitamos para hacer más ricos a los banqueros. Ese país que hace unos años estaba en la cola de Europa (algunos se reían de él) y que ahora nos está adelantando por todos los lados.

Cuando uno visita algunas de sus poblaciones, se mira otra ambiente que en nuestro país no se puede apreciar. Se nota confianza en la gente, ves cómo están aprovechando sus recursos. Por ejemplo, sabemos que sus playas no son una maravilla por el oleaje y el viento que hace, pues orientan el turismo de playa hacía los amantes de deportes cómo el surf, windsurf y todas aquellas semejantes, atrayendo hacía las mismas al turismo del norte de Europa amante de dichos deportes, además de a los amantes del camping y furgo camping, que por cierto, cada vez tiene más auge, preparando instalaciones para el mismo, aquí ponemos el mayor número de trabas posibles para que la gente se busque otros lugares.

Pero además del turismo de playa, Portugal están fomentando un importante turismo cultural, rehabilitando viejos edificios, haciendo museos y fomentando su cultura y tradición para atraer a los turistas que buscan algo más. Por cierto que este turismo suele tener un gasto medio superior a los “de playa y borrachera”, el cual, parece ser que es el único capaz de fomentar en nuestro país. Esperemos que nuestra tierra, Galicia, con un año Xacobeo a las puertas tome buena nota e intente promocionar el mismo para atraer inversiones y turistas que nos permitan remontar el vuelo.

Además del turismo, Portugal sabe de la importancia que tiene la industria, para ello han creado numerosos polígonos industriales a lo largo y ancho de su geografía, incentivando a las empresas a que produzcan bienes y atrayendo a numerosas empresas de otros países, incluido España para que lleven la producción para su instalación creando puestos de trabajo, aquí hacemos promesas de polígonos en épocas electorales, que después el viento se lleva. No olvidemos que aquí, para subir “al trono”, hacemos y prometemos el moro, pero una vez arriba, nuestros políticos se suben el sueldo y todo lo demás no importa. Aparte de eso, han creado incentivos fiscales para los jubilados, principalmente de otros países, para que vayan a residir a Portugal, lo que supone generar más riqueza, porque esos incentivos, están atrayendo a gente de otros países a residir en Portugal lo que significa, consumir que al final, supone ingresos vía impuestos.

Pero sobre todo, algo que tiene Portugal, es la defensa de su identidad. Aquí nos estamos peleando entre nosotros por ver quién la tiene más grande (la bandera claro), el mayor número de enchufados, los que roban más, los que tiene más deuda, pero nadie se preocupa de vamos a tirar todos del mismo carro para levantar el país. Mientras, en Portugal si hay un compromiso de identidad, de buscar el bien del país y éso, además, se nota en las calles, no hace falta más que visitar cualquier localidad de nuestro país vecino para ver cómo defienden lo propio, cómo cada vez se miran más lugares que muestran con orgullo el Hecho en Portugal, su bandera, su historia, mientras aquí nosotros…, en fin, creo que no hace falta comentarlo.

Lo que si mostramos con orgullo son nuestras recomendaciones musicales, y ésta semana dos bastantes diferentes entre sí, por un lado, un clásico como Philip Glass, todo un grande en ésta ocasión con Naqoyqatsi y por otro lado, Within Temptation con su nuevo trabajo, algo diferente a lo que solemos recomendar habitualmente, pero con nuevo trabajo, que sin ser espectacular, merece la pena. Espero que las disfrutéis.


Philip Glass

Naqoyqatsi

2002

Philip Glass es un nombre que al menos le sonará a muchos, ha creado numerosas operas, sinfonías y algunas bandas sonoras, incluso nominado a los Oscars, aunque su música es minimalista y por momentos compleja.

‘Naqoyqatsi’ es un documental realizado en el año 2002, forma parte de la trilogía ‘qatsi’ (la primera fue Koyaanisqatsi en el año 1983 y la segunda Powaqqatsi en 1988), todos han corrido a cargo de la dirección de Godfrey Reggio y con la producción de un grande como Steven Soderbergh. En éste caso el título significa ‘La Vida como guerra’ y proviene de la lengua indígena de la tribu hopi.

Musicalmente hablando, estamos ante un nuevo manifiesto de calidad compositiva de Philip Glass, de su minimalismo y de la complejidad de su música, que a veces provoca que no llegue a todos los oídos. Cuenta con la colaboración en el cello de Yo-Yo Ma y como de costumbre, con los miembros de su grupo, el Philip Glass Ensemble.

La música, desde el comienzo hasta el final, nos va atrapando con sus sonidos de piano, los sonidos del cello, esas voces guturales que a veces nos sorprenden o nos asustan según el momento, pero que sin ver las imágenes, ya nos hacen entrar en las mismas, porque la música de Philip Glass es minimalista, pero es inquietante, es intrigante y nos adentra en los momentos de una forma sin igual.


Within Temptation

Resist

2019

Tengo que reconocer, que aunque se sale un poco del estilo habitual que suelo escuchar, el grupo holandés ‘Within Temptation’ es una pequeña debilidad y disfruto de su sonido entre el metal y el gótico de forma especial.

‘Resist’ es su séptimo trabajo, un disco que ha tardado en llegar más de lo habitual dentro de la banda y es que su alma y cantante Sharon den Adel se tomó un poco de tiempo para si misma produciendo un disco en solitario de por medio, pero el grupo se ha vuelto a reunir para sacar éste trabajo.

Diez son las composiciones que forman éste trabajo, volvemos a tener su letras oscuras, pero en esta ocasión más futuristas que nunca, sólo hay que ver su portada, que en casi me recuerda a Blade Runner o sus vídeos musicales mostrados hasta el momento, donde la ciencia ficción parece estar muy presente.

El sonido de los temas es quizás menos gótico que en otras ocasiones pero más electrónico, pudiendo hacer que los más acérimos seguidores del estilo no se encuentren de todo agusto con éste trabajo, pero esos sonidos electrónicos, aportan un extre provocando una eclosión de sonido espectacular.

En éste trabajo también nos encontramos con la colaboración de Jacoby Shaddix en el tema que lo abre ‘The Reckoning’, de Anders Fridén en ‘Raise Your Banner’ y de Jasper Steverlinck en ‘Firelight’.

¿Estamos ante el mejor disco de la banda? No, se ha perdido un poco de la magia gótica, pero estamos ante un trabajo con esencia de metal, pasado gótico y futuro electrónico.