Tocando los balones

¿Resquicios del pasado o esperanza de futuro?

Cuando mi madre me pedía que ordenara la habitación siempre le respondía que prefería un caos ordenado ¿Qué es? Aún no tengo muy claro si una excusa o una realidad. La cuestión es que dentro del desorden existe un orden. Y ese mínimo de orden tan imperfecto, irreal, y fantasioso, nos permite encontrar las cosas con facilidad (aunque debo reconocer que el día que me dejé el móvil dentro de la nevera, ni caos, ni orden, ni leches).

Sueños de Afouteza

Un puñetazo en la mesa, un improperio que se escuchó en todas las calles colindantes a mi casa, y un cuerpo cansado que se dejó caer contra el respaldo del sofá mientras soltaba un bufido.

El gol de Rashford fue una losa demasiado pesada para mí. Un jarro de agua fría que me despertó de un sueño europeo y de una realidad que, envueltos en un clima festivo, había olvidado. No estábamos jugando contra un cualquiera, teníamos delante (y seguimos teniendo, que a nadie se le olvide) al Manchester United.

El sueco John

Parece el título de una película del Oeste de serie B, o el nombre de algún personaje de un filme de Tarantino, incluso del típico vikingo con malas pulgas que esgrime un hacha de proporciones anormales. Pero lejos de todo eso, nuestro John es un tío tranquilo, creador de buen ambiente en el vestuario y con todo el futuro por delante. Está claro que hablamos de Guidetti.

Suscribirse a este canal RSS