Chaleco de pelo

THa llegado el frío, ¡y lo hemos notado con creces! Hemos pasado de una temperatura de entretiempo a una temperatura polar y ¿qué significa eso? Que ya podemos disfrutar de nuestros abrigos y chaquetones, esos que cada año nos protegen de fríos, lluvias y nieves.

Esta temporada, la prenda it que no debe faltar en nuestro armario, además de un buen plumas y un maxi abrigo de lana, es el chaleco de pelo. El chaleco de pelo, que en principio puede ser de las prendas que pensemos inútiles, es de las que mejor nos taparán las bajas temperaturas.

Solo con pelo o combinado con lana, de cualquier color que imaginemos, triunfará como prenda estrella de nuestros outfits. Ponible encima simplemente de la ropa o incluso de una blasier, nos abrigará tanto que hasta nos costará sacarlo de encima.

Suele llevarse con outfits sencillos, ya que si elegimos uno con mucho pelo, también llamado estilo Yeti, sería sobrecargar nuestra imagen. Suelen triunfar sobre negros, marrones o grises y de tamaño maxi para que nos abriguen bien. Éstos, son ideales para llevar la imagen más cálida, sobria y discreta a la oficina. Si lo que queremos es que sean llamativos para salir, tendremos que elegirlos en colores como naranja, que es uno de los colores de la temporada o azul klein, que le darán un toque alegre y divertido a los looks.

Las combinaciones que triunfan con chaleco de pelo son:

1) Chaleco + Vestido: Hay que tener en cuenta la forma del vestido y en base a él, elegir el chaleco que le conviene. Si es un vestido largo, optaremos por un chalequito corto, en cambio si es un mini vestido, optaremos por un chaleco de largo por la cadera.

2) Chaleco + Jeans: Debe ser de medida por la cadera. Si queremos utilizarlo en un look de noche, la medida debe ser por la cintura.

Es importante saber, que el chaleco, al tratarse por si mismo de una prenda especial y llamativa, es aconsejable no mezclarlo con plumas o flecos.

Es hora de abrigarnos para el invierno, así que ¡no lo penséis más! Un chaleco estilo Yeti hará nuestro invierno más cálido.