¡¡Viva la corrupción, esto es España!!

Durante estos días, en los noticieros nacionales ha sido de nuevo noticia el famoso caso Palau de Cataluña porque están testificando sus altos cargos. De nuevo ha saltado a la palestra el famoso 3%, es decir, la 'mordida' cómo dirían al otro lado del charco, las adjudicaciones de obras publicas los respectivos políticos de turno. La verdad que resulta increíble que estas cosas sucedan en un país donde supuestamente todos somos iguales y nuestros representantes políticos son elegidos en una urnas en las todos votamos libremente.

Todo esto hace que me pregunte si es cierto que se vota libremente o que todos somos corruptos. Si es de forma libre, parece mentira que sigamos votando por ellos (en Cataluña los que están en el poder son los herederos del partidos del 3%) por lo que parece que queda la segunda opción, algo que tampoco quiero creer. Quiero pensar que hay gente decente en este país nuestro. El tema, es que nos dedicamos a criticar a otros países, sobre todo sudamericanos por sus actuaciones pero aquí seguimos sin resolver nuestros problemas y lo peor de todo estos, cada vez tenemos menos servicios públicos o estos son más deficientes (sanidad, educación pública, servicios sociales,...) y sin embargo esta gente sigue robando y disfrutando del dinero de todos nosotros.

De una vez por todas, si de verdad se demuestran los casos de corrupción, indudablemente, que tienen que ir a la cárcel, pero lo primero de todo, devolver todo el dinero recaudado de forma ilegal, hasta el último céntimo y ese dinero repercutirlo en el pueblo, que es el que verdaderamente lo necesita y no esa pandilla de ladrones y de una vez por todas, intentemos cambiar esa frase de Viva la corrupción y que España sea tenida en cuenta por su gente y por sus avances y no siempre por lo mismo.


Nosotros esperamos seguir siendo conocidos por lo mismo, es decir por la buena música que os recomendamos semana tras semana. En ésta toca, por un lado, Karen Olson junto a Crispin Barrymore, una fantástica fusión para paladeres exquisitos, por otro lado, una maravilla llegada desde Hungía de la mano de Laszló Hortobagy.

karen olson crispin barrymoreKaren Olson and Crispin Barrymore
A Hero's Journey
2016
http://karenolson.com/

Estamos ante el quinto trabajo de la violinista Karen Olson, una talentosa mujer que en esta ocasión se ha unido con el no menos talentoso pianista Crispin Barrymore para crear esta obra titulada “A Hero's Journey”.

La unión de estos dos estupendos artistas a dado lugar a un precioso trabajo encuadrado dentro de la música melódica, por momentos con elementos rítmicos y con texturas ambientales, de esos trabajos coloridos que te gusta ir viendo o mejor dicho, escuchando poco a poco, ya que desde su comienzo, el precioso sonido del violín nos va llevando lentamente por las texturas de los suaves sonidos con el excelente acompañamiento de Crispin.

Precioso trabajo para degustar, cómo si de un fino paladar musical se tratara y del que por desgracia, todavía no hay ningún vídeo existente para poder mostraros, así que nos quedamos con uno de sus anteriores discos pero que nos sirve perfectamente para apreciar el hermoso sonido del violín en manos de Karen Olson.


laszlo hortobagyiLaszló Hortobagyi
Fata-Organa
2000
http://bmcrecords.hu/pages/frameset/index.php

Laszló Hortobagyi es un compositor húngaro, se puede decir que fue el creador de un estilo musical que el sello alemán Prudence denominó como Cross-Culture, es decir una especie de fusión musical de músicas de diferentes partes del mundo y es que este compositor húngaro, es uno de los mayores coleccionistas existentes en la actualidad de instrumentos de todas las partes del planeta y esa visión la traslada a sus composiciones.

“Fata-Organa” es un trabajo publicado en el año 2000 formado por dieciséis piezas donde el compositor utiliza diversos organos de igleisas y catedrales para componer los temas que lo conforman, logrando una fusión entre lo sagrado y lo misterioso grandiosa, aunque é de reconocer, que no es apta para todos los públicos, poque además de su grandilocuencia, también logra crear un halo de misterior cercano al terror, que puede provocar el temor en ciertas personas muy sensibles.

Estamos ante un trabajo que no puede faltar en la colección de cualquier amante de la fusión musical , que le guste experimentar y buscar sensaciones nuevas y diferentes, y es que la música de Laszló Hortobagyi no deja indiferente.

Más en esta categoría: « La envidia, el arma del incompetente