Moonlight

El pasado viernes llegaba a nuestras carteleras Moonlight, con su recién estrenado Globo de Oro a Mejor Película Dramática debajo del brazo y sus ocho nominaciones a los Oscar, incluido el de Mejor Película, como gran candidata a hacerle sombra en la gala del domingo 26 a la todopoderosa La ciudad de las estrellas (La La Land). Sinceramente no lo veo. No voy a decir que no me haya gustado nada Moonlight, pero le he visto pocas virtudes más allá de un gran trabajo de fotografía, montaje y diseño de producción. Muy pocas.

Moonlight nos relata la historia de Chiron, un niño de color que vive con su madre drogadicta en un barrio marginal, donde las drogas, las armas y todo tipo de delincuencia campa a sus anchas. Sufre acoso escolar y no tiene amigos. Por si esto fuera poco, a medida que crece, Chiron descubrirá que es homosexual, lo que endurecerá aún más su existencia en ese entorno tan hostil.

moonlight02

A nivel interpretativo la cinta es muy correcta y la práctica totalidad de los actores cumplen con creces. Aun así, considero que las dos nominaciones que acumula en esta parcela no eran necesarias y, a ver como digo esto sin que se me entienda mal, solo vienen a ampliar la nómina de actores de color nominados este año para contrarrestar la famosa polémica de la edición anterior y los #OscarSoWhite que tanto dieron que hablar. Sobre-compensación, creo que le dicen a eso. No digo que sean malas interpretaciones, pero las ha habido mejores. Solo eso.moonlight03

Es en la trama y el guion donde la película me ha fallado. La película está claramente dividida en tres capítulos, que se corresponden con diferentes etapas de la vida del protagonista, interpretado por tres actores distintos. Los saltos temporales entre dichos capítulos dejan demasiadas cuestiones en el aire que no son fácilmente asumibles por el espectador. Al menos, para mí. Hay determinados cambios en las circunstancias personales del protagonista que, sin las debidas explicaciones son poco verosímiles. Eso por no hablar que toda la película, especialmente el segundo "capítulo" está TAN llena de tópicos del género que, en ocasiones, puede resultar incluso molesto, tornando la película en previsible y casi aburrida.

Resumiendo, la película tiene virtudes, pero también muchos defectos que, para mi han pesado más en el cómputo global. Es una más.

Antes de despedirme, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, queridos lectores, me gustaría invitaros a participar en una quiniela de los Oscar que se celebrarán en la madrugada del próximo domingo 26 al 27 de febrero en la que podréis ganar un lote de películas. Podéis hacerlo entrando en este enlace.

Más en esta categoría: « Lion El viajante »