Roberto Vales

Roberto Vales

Facebook Roberto Vales
A Última Fronteira Radio

URL del sitio web:

Los pueblos y la cultura

Hace unos días, escuchando a uno de los pocos políticos de éste país que dicen las cosas como son y no piensan solamente en su provecho, sino que también piensa en sus votantes, un político de bigote ─y no es el que todos pensáis, que ése ya se lo ha afeitado y pensar en sus votantes, tampoco es que lo hiciera demasiado─ sino que me refiero al presidente de la comunidad cántabra, un hombre que dice las cosas como las siente y por eso en muchas ocasiones no le dejan ni hablar.

Tic, tac, tic, tac...

No. Todavía no voy a retomar el ajedrez, aunque algunas movimientos siguen surgiendo en la partida política que se está jugando en España. Pero, ya que hablamos de España y de jugar, ─por lo menos en lo futbolístico─, la selección, jugar, jugar, no es que haya jugado mucho, sino más bien, todo lo contrario. Hemos pasado del famoso tiki-taka de toque y juego de la selección, con unos pases rápidos, precisos y con un juego que enamoraba, a la parsimonia total, sin saber donde estaban, con un ritmo insufrible que cansaba hasta a los más acérrimos seguidores, que alguno hay, no muchos, pero alguno hay.

"El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11, y siempre gana Alemania"

Vamos a dejar el ajedrez por unos días para continuar con el «Deporte Rey», el fútbol que, durante estos días, está en su máxima expresión. Aprovechamos para recordar una famosa frase que pronunció el exfubolista inglés Gary Lineker, "el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania". Parece que por una ocasión se ha roto el mito. Ahora, en vez de esa, se incluye otra que es el la de la «Maldición del Campeón».

El Ajedrez Español

Debo de reconocer que el ajedrez no es algo que se me haya dado demasiado bien. Aé cómo se juega, conozco algunos movimientos, pero la falta de práctica me supera. Pero en éste país, por los menos a nuestros queridos políticos, parece que se les da muy bien, se podría decir que son unos maestros. Eso sí, los peones están muy claro quienes son, los ciudadanos españoles que, al final jugamos, a ser unos meros comparsas, o cómo decíamos, unos meros peones.

Suscribirse a este canal RSS