Ángel Covelo

Ángel Covelo

Floristería Ángel Covelo

URL del sitio web:

Pensamientos

Pra te cumprir un antoxo,
un pensamento busquei,
no meu xardín, nun rastroxo,
eu somentes atopei,
esta murcha flor de toxo.

Así, o parecido, se despachaba un poeta gallego del que, cervantianamente, “de cuyo nombre no puedo acordarme”, pero, mejor o peor, quedó gravado en la memoria. Si el desconocido autor se diera un paseo por nuestra comarca encontraría el pensamiento en cualquier jardinera, salvo que el ciclamen actúe como “Okupa”.

Araucaria

Hay un refrán que dice: capilla, palomar y ciprés, pazo es, pero al margen del ciprés hay una serie de plantas que, típicamente, se plantaban en los jardines de los pazos donde compartían espacio la palmera, la magnolia, la camelia, el cedro o la araucaria, que es el árbol del que nos vamos a ocupar.

Sequoia

Tengo un buen amigo, y mejor persona, que es arqueólogo. Un día hablando de sus trabajos me dijo que había encontrado una cosa a la que le tenía un cariño especial, me llevó a un despacho y sacó de un cajón una flecha, fíjate dijo, tiene doblada la punta y se debe a que chocó contra la coraza de un enemigo. Me quedé viendo tan maravillosa pieza y, como lo de tener la lengua quieta es una virtud que no poseo —vamos soy un bocazas— le espeté "¿Por qué contra una coraza y no contra un muro?". Acabas de estropear el encanto, me contestó.

Bouganvillas

Corría el año 1970 cuando a mi tio de Sales se le encarga la renovación de los jardines de Montero Rios que, posteriormente, en el año 1995, fueron nuevamente remodelados a causa del proyecto de «Abrir Vigo al Mar» con un resultado, para mí, que empeoró lo que había, pero bueno, todo es subjetivo o, a lo peor, uno se queda anticuado, oigo a Led Zeppelin pero no a Lady Gaga.

Suscribirse a este canal RSS