De sanciones injustas y despiporres ligueros

Conocen ustedes esos clásicos chistes que comienzan con un: “Se abre el telón y...”. Siempre me han gustado esas bromas, aunque reconozco que el 90% son soberanamente malas. Como la que le han gastado al Celta con la sanción por baja asistencia al estadio.

Si tuviéramos que contarlo en clave humorística, en ese típico corrillo ya anticuado de amigotes con copa de whiskie y puro, diríamos: “Se abre el telón y aparece la Liga poniéndole una sanción al Celta por baja asistencia al estadio ¿Cómo se llama la película? Tiempos modernos”. Entonces la gente reiría y hablaríamos de injusticia mientras algunos saborean su habano y el alcohol quema los gaznates.

Es una bonita forma de verlo porque antes se pensaba un poquito (bastante) más en el aficionado. Sí señores, las cosas como son. Yo aún recuerdo cuando, por defecto, todas las jornadas se ofrecía en abierto un partido.

Generalmente el de las 22.00 de los sábados y en la 2 de RTVE. Y, si tenías suerte, pillabas uno del Celta. Pero vamos, que lo mismo daba un Real Sociedad – Cultural Leonesa, la cuestión era que, por lo general, siempre había alguien, en algún punto de España, que podía disfrutar de su equipo sin tener que pagar peaje por ello.

Desde hace un par de años todo eso ha cambiado. Ahora el dinero mueve tanto el fútbol que son capaces de sancionar a equipos por baja asistencia cuando ellos han puesto partidos a las 22.00 de un lunes. Es decir, y a ver si lo resumo con maestría porque no está uno muy ducho después de los disgustos de este inicio de temporada celeste. Que yo, suponiendo que viva en una población colindante a Vigo, debo coger mi coche, o transporte público, e ir a Balaídos. Una vez allí, animar a mi equipo o silbarle, acordarme de la familia del pobre colegiado (innegable realidad), chuparme el atasco de vuelta o ir en el autobús como una sardina en lata, y, lo que es mejor, llegar a mi casa alrededor de las 00.00 o incluso 00:30 de un lunes. Y, para redondear, levantarme al día siguiente con una sonrisa más grande que la del presidente del West Ham cuando el Madrid le fichó a Faubert.

De locos.

La Liga, muy perspicaz ella, decide que la mejor opción es sancionar a un club por falta de asistencia. Que así seguro que los aficionados se animan a ir al estadio un lunes a las 22.00. Lo que tienen que hacer ustedes es tener cuidado con esa cara tan larga que tienen. Nos han vendido a los chinos, nos han vendido a su horario y encima nos intentan vender la moto de que el fútbol es de los aficionados.

Mienten. Al aficionado déjenlo ir al estadio con tranquilidad. Déjenle disfrutar de su equipo en fin de semana que es cuando la inmensa mayoría tiene horas libres. Dejen de reírse en nuestra cara. Porque con todos mis respetos, y ya que hemos hablado de películas ¿No les parece que las sanciones de la Liga son como una caja de bombones? Nunca sabes a qué equipo le va a tocar. Bueno, realmente si se sabe. Más que nada porque esa caja de bombones debe tener más de uno de color celeste. Porque lo de Aspas contra el Alavés fue una simulación de penalti en toda regla. Lo que dudo es cómo no le expulsaron durante diez partidos y le retiraron la nacionalidad española mandándolo a un centro de rehabilitación en China (¿Debe haber algún acuerdo por el tema de los horarios, no?).

Basta ya, por favor. Basta de humillaciones a los equipos pequeños, basta de falacias, y basta de aprovecharse. Ustedes no han mirado en ningún momento por el bien de la Liga. Y ya nadie les cree porque la culpa no es del Celta, no es del Alavés, no es del Getafe, ni del Betis, ni del Torrevieja ni del Apoel de Nicosia (que al final hasta acabarán sancionando en el extranjero con tal de lavar su imagen). A ver si los aficionados podemos disfrutar de una vez de nuestro equipo sin que ‘La Liga’ venga a imponer su falsa justicia. Que yo ya estoy hasta los cataplines de los ‘Tiempos Modernos’. Ah, y tengan por seguro que el chiste de la Liga aún no ha acabado, así que no se molesten en cerrar el telón, queda broma para rato. Aunque igual también nos sancionan por baja asistencia...