Simbolos masónicos en el cementerio de Ponteareas (IV)

Siguiendo la visita por el cementerio de Ponteareas, vamos a fijarnos en aquellos símbolos masónicos que pasan desapercibidos, pero que se encuentran en las tumbas del cementerio . El cementerio en sí, es una obra de arte, un museo al aire libre en el que encontraremos diferentes símbolos religiosos y también masónicos, ya que allí fueron sepultados hombres que integraban la masonería

Los dos primeros que vamos a estudiar, son:

Antorchas que apuntan hacia abajo
Se las identifican con el sol y con el fuego y constituyen para la masonería el símbolo de la purificación por iluminación. Presente en los rituales de iniciación, representa la purificación complementaria al agua. En la estatuaria funeraria masónica, las antorchas inclinadas representan la extinción de la vida. Tienen como misión iluminar la verdadera vida que viene después de la muerte.

masonicos04 02

Dos son las tumbas, prácticamente iguales donde las encontramos, una es propiedad de los Bugallal y la otra de Bernardino Álvarez. Pienso que la primera es la original y la segunda una copia de la anterior. En la primera vemos como la imagen central, con los ojos vendados porta una copa o vaso que al tratarse de recipientes son símbolos del receptivo dominio femenino. El vaso es un instrumento ritual y un símbolo importante para la masonería que lo vincula con dos tradiciones míticas. El vaso sagrado es aquel sobre el que prestan el primer juramento los candidatos durante las pruebas de iniciación en los misterios de la francmasonería. A cada lado vemos un pequeño querubín. Su origen son los cherub o kirubi que se levantan en las puertas y palacios asirios, eran imágenes de genios que los sacerdotes colocaban para proteger el umbral. Los cherub egipcios era una figura con muchas alas y recubierto de ojos, tal vez acentuando su carácter de vigilante. A partir del Antiguo Testamento comienzan a ser servidores de Dios. En la masonería se designan así los miembros que corresponden al grado 28 del Rito Escocés Antiguo. En el frontal del sepulcro, dos figuras de mujer que porta una antorcha encendida y que apunta hacia abajo, la sostiene con una mano y con la otra retiran un velo. Clara alusión al velo del Templo de Salomón , que se abre para darnos paso al más alla, “Harás un velo de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino torzal; bordarás en él unos querubines. Lo colgarás de cuatro postes de acacia, revestidos de oro, provistos de ganchos de oro y de sus cuatro basas de plata. Colgarás el velo debajo de los broches; y allá, detrás del velo, llevarás el arca del Testimonio, y el velo os servirá para separar el Santo del Santo de los Santos” (Ex 26 31.33). Sin embargo estos símbolos desaparecen de la propiedad de Bernardino Álvarez, donde existen unas figuras mas toscas y menos detalladas.

El Caduceo
En la propiedad de la Familia Castro Sarmiento nos encontramos con un caduceo. Vara entrelazada con dos serpientes, según la mitología griega, regalo de Apolo al dios Hermes. Su origen es muy antiguo y está presente en diferentes culturas (India, Mesopotamia, etc.) donde se le atribuyeron poderes mágicos. La organización por exacta simetría bilateral expresa siempre la misma idea de equilibrio activo, de fuerzas adversarias que se contrarrestan para dar lugar a una forma estática y superior. Los romanos lo usaron como símbolo del equilibrio moral y la buena conducta. Para la masonería expresa también la idea de ciencia y progreso como motores civilizadores de la sociedad.

masonicos04 03

Si nos fijamos más sobre la cabeza del animal (posiblemente una vaca) y saliendo hacia los lados podemos apreciar una balanza.

La balanza es el símbolo místico del juicio y la justicia - tanto en esta vida como en el más allá - para varias tradiciones, en el sentido de equivalencia en la ecuación entre el castigo y la culpa. Una de las representaciones más antiguas de esta idea la encontramos en la cultura egipcia. En varias tumbas aparecen pinturas representando el juicio de las almas donde el corazón del difunto es pesado en una balanza contra la pluma de la verdad ante el dios Osiris. La idea se repite entre los romanos donde la Justicia es representada con una espada en una mano y una balanza en la otra y en el cristianismo, donde el arcángel Miguel pesa las almas ante Cristo. La masonería rescata estos significados y la balanza es utilizada como símbolo de varios grados, especialmente en el Rito Escocés Antiguo.