¡Negro!

Negro. Por desgracia ése es el color de moda de estos días en nuestra tierra. Hemos dado paso del verde, del que siempre presumía Galicia, al negro que han dejado los incendios que durante estos días han asolado esta nuestra tierra, nuestro hogar, ése que los seres humanos nos dedicamos a destrozar y que sus consecuencias todavía no que remos vislumbrar.

Negro también se ha quedado mi corazón al ver tanta desolación, bosques ennegrecidos, árboles carbonizados, animales y personas que han perdido su vida por el afán de quién sabe quién por hacer daño, porque cuando alguien quema un bosque, hace daño, mucho daño, cómo he escuchado estos días, es terrorismo, los bosques son nuestra vida, nuestro pulmón, pero los estamos matando.

El año pasado, después de haber visto cómo había quedado el monte en el norte de Portugal, hacía un comentario referente a lo mismo que hoy estoy tratando y es que los incendios causan mucho daño pero nuestros queridos políticos están más interesados en sus propios intereses que en buscar soluciones, seguimos sin hacer nada, solamente lamentarnos unos días después de que ocurran, pero no se toma ningún tipo de medida.

Ante esta lacra que suponen los incendios, hay que tomar medidas, anteriores y posteriores, anteriores en el sentido de que hay que prepararse en el invierno para que lo que pueda venir en el verano, hay que hacer limpieza de los montes, hay que hacer cortafuegos que puedan en un momento determinado intentar delimitar los daños y hay que hacer reservas de agua para poder usar en casos de emergencias y medidas posteriores en que hay que buscar a las mafias que se encuentra detrás de estos atentados, prohibir el intento de obtención de cualquier tipo de beneficio económico de las superficies quemadas y cuando una superficie se ha quemado, realizar planes de recuperación pensando en el futuro, no en el beneficio, pero nuestros gobernantes, hacen todo lo contrario, se dedican solamente a echar unos las culpas a los otros y sin buscar soluciones. Ah, bueno, si, echar la culpa a los propietarios de las fincas de que no estén limpias, lo curioso, es que muchos de los montes que se han quemado estos días, son comunales, así que a ver ahora a qué político le echan la culpa, y el hecho de que no hubieran medios suficientes porque cómo había "acabado" el verano, pues claro, a quién le manda venir un mes de Otoño caluroso, es que sólo se le ocurre a alguien.

Son muchos los años que Galicia sigue sufriendo esta lacra pero seguimos igual, pero todos los días seguimos pagando nuestros impuestos, llega un momento en el que uno se empieza plantear realmente para que sirven y cuando te lo planteas y empiezas a atar cabos, las cosas cuadran, el beneficio, siempre lo reciben los mismos, en la época medieval era la iglesias y los señores feudales, hoy en día creo que no hace falta ponerles nombre...


Lo que si seguimos nosotros poniendo nombre es a la buena música y para esta semana negra en la que por fin ha llegado la lluvia os recomendamos por un lado, "Antarctica" una fantástica banda sonora compuesta por Vangelis y por otro lado el proyecto Flow, un maravilloso cuarte de músicos cómo son Will Ackerman, Fiona Joy, Lawrence Blatt y Jeff Oster unidos para crear buena música, espero que los disfrutéis y mis mejores deseos y ánimos para todos aquellos que han tenido algún tipo de pérdida en estos días negros y abrasadores.

vangelis antarcticaVangelis
Antarctica
1983 (Original) 2017 (Remasterización)

Continuamos con nuestro repaso a las reediciones de los trabajos del compositor griego y en esta ocasión le toca a “Antarctica”, aunque realmente, su título original es Nankyoku Monogatan y es que estamos hablando del trabajo que el griego compuso para formar la banda sonora de la película del director japoné Koreyoshi Kurahara.

Es una película basa en hechos reales que narra la historia de dos científicos que estudiaban el continente blanco y las vicisitudes que tuvieron que pasar junto con sus perros.

En cuanto a la música, hay que decir que Vangelis en esa época no estaba muy por la labor de aceptar encargos de bandas sonoras a raíz del Oscar por Carros de Fuego, así que rechazaba la mayor parte de las propuestas que le llegaban, pero ésta si la tuvo en consideración, así que visionó las imágenes ya montadas, se sentó detrás de sus teclados y fue improvisando una tras otra melodía si escribir ni una sola nota y el resultado dió lugar a esta maravillosa obra, una de las más reconocidas de su carrera.

Un excelente trabajo donde Vangelis vuelve a mostrar su maestría detrás de los teclados y sobre todo, su forma de crear música simplemente al ver unas imágenes, sin lugar a dudas, un trabajo que no puede faltar en cualquier colección.


 

flowFlow
Flow
2017
http://www.flowthegroup.com/

Flow es la combinación de cuatro de los nombres más importantes de la Nueva Música Instrumental Contemporánea cómo son Will Ackerman, Fiona Joy, Lawrence Blatt y Jeff Oster y siguiendo los mismos pasos que Will Ackerman hiciera en los años '90 con George Winston, Liz Story, Alex DeGrassi y Michael Hedges, en sus famosas ensemble, el fundador de Windham Hill ha decidido volver a crear una masterpiece junto con estos grandes artistas.

Will se ha puesto a las manos de su guitarra, Fiona cómo no podía ser de otra forma, detrás del piano, Lawrence Blatt con su guitarra acústica y el gran Jeff Oster con su trompeta y fliscorno, todo ello mezclado ha dado lugar a éste maravilloso trabajo.

Once son las composiciones que conforman éste trabajo, once maravillosos temas en el que cada uno de los instrumentos produce un precioso sonido de esos que nos enganchan y no nos dejan escapar, con una fusión perfecta dando lugar a un trabajo que los amantes de la Nueva Música Instrumental Contemporánea van a amar, así que no podemos más que decir, que simplemente dejarnos llevar por el corazón y por las emociones que nos transmite éste precioso trabajo y que esperemos que éste proyecto mantenga continuidad.

https://cldup.com/J0WUoWryPz.mp4?_=1