Yo también soy un niño... ¡aún!

Niños de Brasil en 1988 / Foto: ©Javier Clos Niños de Brasil en 1988 / Foto: ©Javier Clos

Papa Noel ya ha pasado por A Ultima Fronteira y nos ha dejado en forma de regalo para todos nuestros lectores: esta magnífica entrevista realizada por nuestro querido amigo Manuel Lemos Muradás a una formación mítica del panorama musical español con son «Niños de Brasil». Así que con nuestros mejores deseos para estas fiestas y deseando que Papa Noel os traiga muchos regalos a todos, ahí os dejamos con el nuestro...

Siempre niños...una frase que sirve para dos contextos: Siempre fans de Niños del Brasil y siempre, para los que disfrutamos a tope los 80-90 y nos seguimos sintiendo unos niños que tenemos que agradecer esos años. Niños del Brasil siguen estando de actualidad, y para celebrarlo entrevistamos a su líder Santi Rex. Techno Pop con rock y gótico que atrapaba muy mucho. Quedan lejos sus primeros momentos con Enrique Bunbury en sus filas, pero a día de hoy siguen emocionando como nunca. Gracias, yo también soy un niño...aún!!!

Siempre me ha llamado la atención vuestro símbolo, una especie de Cruz ¿qué historia tiene?
Bueno, tampoco tiene una gran historia. Buscábamos un logotipo que fuese claramente identificable. Nos gustaba una especie de espada que utilizaban Balaam and the Angel, un grupo que a mí me gusta mucho. Y fuimos modificándolo hasta que decidimos transformarlo en cruz. Lo de poner NB en el centro lo copiamos de una etiqueta de botella de vino...

La única anécdota que recuerdo además de esto, fue pintar con la cruz el telón que llevamos durante años en nuestros conciertos, en el suelo del bar La Estación del Silencio, que era el único suelo grande que teníamos a mano. Tuvimos que encerrarnos una noche hasta las mil y dejarlo extendido hasta que abrieron el bar a la tarde siguiente. Olía mucho a pintura y había muchas menos bebidas...

Vuestro estilo es una mezcla de Techno Pop, rock y Gótico. ¿La participación al principio de Enrique Bunbury le dio ese toque más roquero a Niños?
Puede ser, pero yo no diría especialmente eso. Creo que los 4 teníamos gustos muy amplios y similares. A todos nos encantaban The Cult sobre todo y el rock gótico inglés como Joy Division, Sisters of Mercy o Fields of the Nephilim. Y adorábamos el rock petardo americano de Aerosmith, Mötley Crüe o Bon Jovi. Y sobre todo el glam rock de los 70s con T. Rex y Bowie a la cabeza, por supuesto y de los 80s, como Hanoi Rocks o nuestros idolatrados Poison. No creo que Enrique fuese especialmente más rockero que los demás. Compartíamos juntos la devoción por Kraftwerk y por AC/DC.

musica ninhos brasil foto PepaAlceste 2009

Niños de Brasil en 2009 / Foto: ©Pepa Alceste

Habéis reeditado vuestro primer disco para el mercado USA ¿Cómo y por qué nació esta idea?
Pues la verdad es que no ha sido idea nuestra. En el 2015 yo hice una gira acústica por México junto a otros artistas de aquí como Antonio Jamás o José Riaza, que vive en México, de allá, como Dani Rossaiz y Alan Boguslavski, y de más allá, como el chileno Mauricio Riveros. No viene a cuento pero fue una experiencia maravillosa para mí. Mezclábamos repertorio de todos y lo adornábamos con versiones de Bunbury. Una gira inolvidable.

Al último concierto, el de Ciudad de México, se me acercó un latino de Estados Unidos que tiene un sello donde edita cuidadas ediciones de discos latinos de poprock que no se editan en USA y a veces tampoco en sus países de origen y me dijo que estaba interesado en editar allí nuestro primer disco, evidentemente por el empuje de Bunbury en todo el área latina de USA. Yo en un principio le decía que sí a todo sin creerme nada y le dejé hablando con Antonio Estación, nuestro bajista, que por entonces vivía en Ciudad de México.

Sin embargo el contacto continuó y vimos que la cosa iba en serio. A comienzos del 2017 teníamos en nuestras manos nuestro primer disco en el mercado estadounidense, en una preciosa edición maravillosamente remasterizada, con nueva portada y vinilo transparente. Un sueño.

Por cierto, aún nos quedan algunas copias...

Como Lágrimas en la Lluvia recoge una actuación vuestra en directo (cd y dvd) ¿El público sigue siendo fiel a Niños?
Bueno, lo bueno de ser un grupo de culto es que, aunque no tengamos un público muy numeroso, sí es un público fiel, que recuerda nuestros años dorados con cariño y sigue expectante nuestras travesuras.

También es verdad que mucha gente nos perdió la pista en 1993 cuando dejamos de sonar en la radio y nos pasamos al lado oscuro de la industria. Es difícil continuar 25 años siendo un grupo indie, pero ese público base es el que nos sirve de apoyo e inspiración para nuestros proyectos.

Ese DVD-CD, que forma parte de un proyecto más ambicioso de recopilación audiovisual, se grabó en un concierto que dimos en la Plaza del Pilar de Zaragoza para cerrar las fiestas del 2015. Vamos, que era jugar en casa, y por eso merecía la pena ser plasmado, aunque nosotros no somos muy de discos en directo. De hecho es el único que nos hemos planteado grabar.

Con 15/16 años yo disfrutaba enormemente de vuestra música. Vuestras canciones siguen sonando frescas y actuales. ¿Cuál es vuestro secreto?
No sabría decirte. Supongo que porque las letras reflejan bastante lo vivido por nuestra generación. Hablan de temas genéricos, alguno de ellos desgraciadamente actuales, como la corrupción, la violencia o la mentira, con dobles sentidos y distintas formas de entender las letras.

Además creo que tenemos un buen puñado de singles de pop digamos que bastante bien facturado, aunque también tengamos canciones más complicadas musicalmente que hacen nuestros discos muy variados estilísticamente.

Por ejemplo en nuestro segundo disco, Mensajes al Viento, el más conocido, utilizamos muchos loops de ritmos bailables, muy en la onda del sonido Manchester que nos volvía locos en la época: pop para bailar. Sabíamos que era una apuesta muy fuerte y que posiblemente el disco envejecería mal. Sin embargo ese tipo de ritmos se ha estandarizado en la historia de la música y afortunadamente sigue sonando igual de bien que hace... 27 años?

¿Seguís odiando los lunes, martes, miércoles y jueves en favor de los viernes, uno de vuestros mayores éxitos? ;-)
Seguimos teniendo ese punto de adolescente rebelde. No podemos evitarlo. Aunque pasen los años, tengamos hijos, la vida nos dé varapalos (como a todo el mundo) y demás cosas que tiene esto de estar vivos, seguimos con la ilusión de hacer nuevas cosas en el mundo de la música, porque al fin y al cabo, es la música la que nos empujó a meternos en estas historias, y no sabríamos vivir sin ella.