¡Etiquetas!

En este mundo en el que vivimos, tenemos que etiquetar todo, desde la ropa hasta el estilo musical que escuchamos, desde las personas, hasta los lugares en los que vivimos. Hay cosas que es normal que se etiquete, pero la necesidad imperiosa del mercado para poder vender nos obliga a etiquetar todo y no nos damos cuenta, que a veces por el hecho de etiquetar algo, nos hace presuponer o hacernos una idea de sobre lo que estamos viendo o escuchando que puede estar desvirtuando la realidad.

¿Quién no ha dejado de ver una película, leído un libro o escuchado un disco porque había sido etiquetado con tal o cual estilo aunque su contenido no se ajustara para nada a dicha etiqueta?

Esta reflexión viene y no por causa de algo musical, ya que en mis recomendaciones en muchas ocasiones he etiquetado a los discos, sino a raíz de una muy agradable charla que en el pasado día del Samain (o de Todos los Santos y es que tanto importación yanqui aburre un poco) mantuvimos con la persona encargada de las visitas de uno de los principales monumentos de nuestra Galicia cómo es la Catedral de Ourense. Todo surgió a raíz de un comentario en que decíamos que en Galicia, en cuanto a la arquitectura religiosa, parece existir solamente la Catedral de Santiago.

No le vamos a quitar méritos a dicho monumento, sino que en nuestra Tierra existen muchos lugares también muy importantes y que merecen un mayor reconocimiento, pero que debido a las dichosas etiquetas, pues parece que tenemos que dividir a nuestra Tierra en segmentos. Si hablamos de Galicia, lo primero es la Catedral de Santiago y en la provincia de Coruña, parece que ya no existe otra cosa, en Lugo, las murallas romanas, en Ourense, las termas y en Pontevedra, las Rías Baixas y ése es el turismo que hemos fomentado, provocando el olvido de todo lo demás que tenemos para ver en esta Galicia nuestra.

Nos olvidamos que tenemos restos romanos en numerosas partes, restos castrenses, petroglifos por doquier, monumentos religiosos esparcidos por toda la geografía, espectaculares paisajes e infinidad de otras cosas que merecen la pena ver y es que esta tierra es única. Muchas veces, cuando hablo con algunos amigos de fuera de Galicia, todos coinciden en lo mismo, que poco explotada está turísticamente hablando, esta tierra, si estuviéramos en otro país, esto sería un paraíso para el turismo, pero un turismo bien entendido, un turismo cultural, de gente que ama la naturaleza, no del turismo de alcohol que se tiene en otros lugares de España, pero con tanta etiqueta, parece que queremos segmentar nuestra tierra, dejando de lado otras cosas tan o más importantes que las etiquetadas. No nos dejemos llevar por las etiquetas y disfrutemos de nuestra tierra, de nuestro entorno, de nuestra gente, de nuestra cultura, que tenemos mucho para ver y para disfrutar, porque en demasiadas ocasiones conocemos más del exterior que de la tierra que nos rodea.


Con alguna etiqueta pero con ánimo de ofrecer siempre las mejores recomendaciones para todos vosotros, ésta semana os dejamos con Phurpa, un colectivo ruso que hace música ritual, sonidos minimalistas para adentrarnos en lo más profundo de nuestro ser y por otro lado, Joseph L. Young con "Ethereum", música para seguir relajándonos en tiempos convulsos, espero que los disfrutéis.

 

phurpaPhurpa
Chöd Ritual / Grotta Santarcangelo
2017
http://www.oldeuropacafe.com/catalog/category/chod-ritual-grotta-santarcangelo.html

¿Qué es Phurpa? Es un colecivo ruso que hace música ritual de Bon que es la tradición budista má antigua del Tibet. Para ello utilizan instrumentos el e dungkar (una enorme caracola), el dungchen (las famosas trompetas tibetanas de tres metros de longitud), los silnuyer (platillos planos), el ngar (tambor de doble cara), el damaru (tambor hecho de cráneos humanos y las voces en forma de tantra.

“Chöd Ritual / Grotta Santarcangelo” es un trabajo grabado en directo en Italia durante la celebración de un ritual en el que Phurpa realiza un ritual musical mostrando su estilo, donde los sonidos de los instrumentos mencionados anteriormente hacen su aparición, donde los tantras son oscuros y profundos, y como es lógico, un sonido que nos traslada al Tíbet.

Estamos ante una concepto musical que se podría considerar espiritual, para llegar a nuestro interior, un sonido minimalista en su concepto, repetitivo, para lograr que el cuerpo alcance ese grado de espiritualidad que relacionamos rápidamente cuando hablamos del Tíbet.

Estamos ante un concepto musical y espiritual al cual no estamos acostumbrados en Occidente pero para los que nos gusta escuchar cosas diferentes, es sin lugar a dudas, una forma de descubrimiento musical y para el interior de uno mismo que merece la pena.


 

joseph youngJoseph L Young
Ethereum
2016
http://www.josephlyoung.com/

Joseph L Young es multinstrumentista estadounidense, maestro de la flauta, además de saxofonista y sintetista

“Ethereum” es un trabajo del año 2016 en el que compositor muestra todo su buen hacer, tanto en la parte gráfica, ya que la portada corre a su cargo, cómo en la productiva, en la compositiva y en la instrumentación, ya que todo ha corrido a su cargo salvo la parte vocal femenina que nos encontramos en los temas “Boundless” y “Free” que corrió a cargo de Lenise Redding.

Estamos ante un trabajo dividido en doce cortes en los que el compositor saca a relucir su arte con las flautas, pero sin olvidar el saxo, percusiones y sintetizadores para crear uno de sos discos, que cómo solemos definir en otras ocasiones, muy bello, de eso que te gusta escuchar tranquilamente y poder disfrutar de todos los sonidos que aquí nos encontramos.

Estamos sin lugar a dudas, con un trabajo con una música profunda y cóm el propio título del disco nos dice, eteréa, música para relajarse y soñar.

 

 

Más en esta categoría: « Montserrat Caballé, friends for life