Como si lo despluman o ahúman

Desde hace unos día, «el Valle de los Caídos» se ha hecho más célebre que nunca, sobre todo, porque nuestro Gobierno actual, parece que no tiene más preocupación que la exhumación del cuerpo del que fue dictador de éste país y parece que es tan importante, que para ello hay que firmar un Real Decreto Ley para proceder con urgencia a ejecutar dicho Decreto, pero me pregunto, ¿cual es la urgencia?

No me voy a manifestar ni a favor ni en contra. Un célebre escritor y periodista español, Pérez Reverte, dijo estos días en su twitter «cómo si lo despluman o ahúman«, una forma un tanto brusca de decirlo, pero en el fondo manifestando el sentimiento de muchos de los habitantes de éste país, que pensamos que hay cosas mucho más importantes en estos momentos. Visto que pueden aprobar un Real Drecto Ley para algo cómo esto, me pregunto porque no hacen lo mismo para derogar la última reforma laboral y que los trabajadores vuelvan a recuperar parte de los derechos perdidos o porque no hace otro para que todos aquellos que han estafado al estado, toda la pandilla de políticos que se ha demostrado que son corruptos devuelvan todo el dinero defraudado a los españoles, o porque para que todas las compañías coticen sus beneficios en éste país y no utilicen la ingeniería financiera y la pasividad de la unión europea para ganar el dinero de los españoles y después cotizar en Irlanda o Luxemburgo, no, para eso, no existen Reales Drecretos Leyes.

No voy a manifestarme a favor o en contra de si se debe de exhumar. El Valle de los Caídos es una construcción megalómana, y para bien o para mal, está ahí, es un recuerdo de las atrocidades que se cometieron en éste país, porque en una Guerra y en éste caso una Guerra Civil, no hay vencedores, solo muertos. Los que fallecieron de un bando y otro, eran personas, vecinos, amigos, familiares y todos ellos perecieron antes y después de la guerra simplemente, por sus ideas y lo único que se consiguió, fue la destrucción de un país de la cual tardamos muchos años en levantarnos y ahora, estamos en nueva situación que parece que queremos remover la basura para volver a enfrentar a la gente, solo hay que ver lo que está sucediendo en Cataluña, así que de verdad, ¿éste tema es tan importante? Creo que todos deberíamos de reflexionar un poco y ver cuales son las necesidades de la gente, bajarnos de las alturas y recorrer las calles para ver lo que ocurre, ver cómo a cualquier pueblo que vayamos, a cualquier ciudad de éste país, nos encontramos con zonas de pobreza, con gente pidiendo en la calle, con naves y locales comerciales cerrados, y me pregunto, ¿nos va a alimentar el gobierno con estas cosas? Reflexionemos sobre lo que está ocurriendo y no cometamos los errores del pasado, porque la historia es cíclica y deberíamos de aprender de ella para no volver a cometer los mismos pecados.


Aunque nosotros, seguimos cayendo todas las semanas en el mismo pecado, en el de ofrecer buenas recomendaciones musicales y ésta semana volvemos a caer recomendando por un lado el proyecto AeTopus tras el que se encuentra Bryan Tewell Hughes con su nuevo trabajo «Totem Totum«, frescor dentro de la música electrónica, y por otro lado, un clásico de los '70 - '80 como el proyecto francés «Space«, pasado y presente de la música electrónica, espero que los disfrutéis.

aetopus 1AeTopus
Totem Totum
2018
https://www.aetopus.com/

Hace años, conocía un proyecto llamado AeTopus tras el cual se encuentra el músico Bryan Tewell Hughes del cual hacía algún tiempo que no escuchaba nada nuevo cuando nos sorprende éste 2018 con «Totem Totum».

«Totem Totum» es un disco dividido en doce piezas en las cuales el compositor sigue moviéndose por el mundo de la música electrónica, en ocasiones se acerca a la clásica y al progresivo, en otras ocasiones, con sonidos más cercanos a la new age para tratar desde su punto de vista musical esos Totem que tiene el ser humano para hacerse más espiritual.

Debo de reconocer, que me gustan más los sonidos oscuros que en otros trabajos también ha profundizado el compositor, en éste, en algún momento, tiene demasiada luz, y creo que Bryan se mueve mejor por las profundidades cavernosas, cuando los temas rozan el estilo de grandes compositores como Steve Roach y en éste también se acerca como en el tema «Prime», o temas en que la utilización de instrumentos de los nativos norteamericanos cómo en «Others» nos trasladan a esos paisajes americanos, a esas llanuras que los indios recorrieron en sus caballos, pero eso no quiere decir que estemos ante un mal trabajo, sino todo lo contrario, Bryan nos sigue demostrando que es un excelente compositor de música electrónica y éste un disco muy recomendable para los amantes de la música que se van a quedar con la gana de más, ya que algunos temas parece que se hacen demasiado cortos porque desearíamos que no se terminaran.

AeTopus, uno de esos proyectos frescos dentro de la electrónica actual y que siempre estamos deseosos de escuchar sus nuevos trabajos.


 

spaceSpace
Deeper Zone
1980
http://fr.space.tm.fr/

«Space» fue o se puede decir que es, ya que todavía existe tal nombre a cargo de su fundador Didir Marouani, una formación de música electrónica que se creó en el año 1977 en Marseilla y que principalmente con su primer trabajo, «Magic Fly» alcanzó una gran repercusión internacional, principalmente en los países del Este y en especial en Rusia.

«Deeper Zone» es su cuarto trabajo, fue publicado en 1980 y no cuenta con Didier, sino que corrió a cargo de Roland Romanelli y Jannick Top y contó con la colaboración de Patrice Tison, Jo Hammer y Cissy Stone.

Divido en seis cortes, nos podemos encontrar dos partes perfectamente diferenciadas, una primera cara del LP con temas instrumentales electrónicos y que en algún momento nos recuerdan al Magic Fly y con una segunda cara donde nos encontramos con temas que se podrían denominar pop electrónico ya que además de los sintetizadores, batería y guitarras, también hace aparición la voz que corre a cargo de Cissy Stone.

Estamos ante un trabajo interesante, no es el mejor de la formación, pero un disco muy agradable de escuchar, con una preciosa portada y con ese sabor especial de finales de los '70, principios de los '80.