Tic, tac, tic, tac...

No. Todavía no voy a retomar el ajedrez, aunque algunas movimientos siguen surgiendo en la partida política que se está jugando en España. Pero, ya que hablamos de España y de jugar, ─por lo menos en lo futbolístico─, la selección, jugar, jugar, no es que haya jugado mucho, sino más bien, todo lo contrario. Hemos pasado del famoso tiki-taka de toque y juego de la selección, con unos pases rápidos, precisos y con un juego que enamoraba, a la parsimonia total, sin saber donde estaban, con un ritmo insufrible que cansaba hasta a los más acérrimos seguidores, que alguno hay, no muchos, pero alguno hay.

Así no hay forma. Y se pasó del comentado tiki-taka, al tic-tac del reloj, ése que no se dejaba de mirar para él, para ver si el sufrimiento terminaba de una vez y dejar todo a la "lotería" de los penaltis o ver si el VAR (el de las copas y tapitas en España no, que ése lo conocemos bien, sino el que se ha inventado la FIFA para los partidos de fútbol) nos daba algún regalito cómo en los partidos anteriores, contra Irán o Marruecos. Pero éste partido era diferente, era contra Rusia en su propia casa, con el amo, perdón, con el zar ruso, el todopoderoso Putin y su mirada despiadada viendo las cámaras del VAR (hay que vanagloriarlo porque seguro que algún hacker ruso está interfiriendo éste correo por si nos pasa cómo a la Clinton), a lo que íbamos, ¿algún incauto pensaba que iba a favorecer a la selección española? Si era así, seguro que esa mañana, había desayunado vodka adulterado.

El tema, es que entre unos pensando en catalán, otros en japonés, otros en portugués y en gallego no hablamos, porque han sido los menos culpables, ya que si pusieron interés, España se cayó del Mundial y esta vez, ni siquiera en cuartos cómo en otras ocasiones, sino que ya en octavos y dando verdadera pena, así que ahora, los multilingues ya se pueden dedicar a descansar y a disfrutar de sus sueldos de mileurista, quería decir de sus sueldos millonarios, en sus mansiones, yates y disfrutando de sus deportivos, mientras los aficionados, se dedican a pensar y a discutir sobre quién será el próximo entrenador, ya que al pobre Hierro, una buena marca ya le ha quedado y seguro que ganas de seguir entrenando a la selección, ninguna. Ahora, los aficionados al fútbol, a seguir disfrutando de las selecciones restantes con una final inédita Francia-Croacia y un tercer y cuarto puesto también inédito Bélgica-Inglaterra. No quedan, eso si, las grandes estrellas mediáticas porque los astros portugueses y argentinos también ya se han marchado, pero aún se pueden ver equipos que si son tal, que pelan por su escudo y que disfruta de su himno.


Lo que seguro que vamos a disfrutar todos nosotros es de la buena música y ésta semana os recomendamos por un lado de Faith Angelina, una jovencísima pianista que va a dar mucho que hablar en los próximos años y por otro lado, una mítica formación de música electrónica, que ya no cuenta con ninguno de sus miembros originales, pero que han creado un magnífico trabajo en recordatorio de lo que fueron y demostrando lo que todavía pueden ser cómo es el mítico proyecto Tangerine Dream, espero que los disfrutéis.

 

faith angelinaFaith Angelina
Reaching 12
2017
https://www.faithangelinamusic.com/

Faith Angelina es una jovencísima pianista, tiene tan sólo trece años y éste es su primer trabajo publicado, un disco que compuso cuando tan solo tenía 11 años y que nos muestra ante una artista con un gran futuro musical por delante.

“Reaching 12” es una historia de superación, el de una persona jovencísima que piensa que está todo perdido pero que gracias a la música encuentra una forma de superación y de volver a sentirse viva, de ver el mundo de otra forma y de otro color. El trabajo comienza con “Run With The Wind” un tema compuesta cuando contaba solamente con ocho años, pero que nos muestra lo que esta joven es capaz de hacer y finaliza con “Twelve”, un tema compuesto cuando estaba a punto de cumplir los doce, pero por el medio nos encontramos con otros temas que nos narran a la perfección los sentimientos de esta joven interpretados de una forma preciosa y es que si el piano siempre decimos que es un instrumento con mucho sentimiento, en estas composiciones dicha afirmación cobra su máxima expresión. Música igual a esperanza, algo muy bello y precioso plasmado en las manos y el piano de ésta joven llamada Faith Angelina.


 

tangerine dreamTangerine Dream
Quantum Gate
2017
http://www.kscopemusic.com/

Debo de reconocer, que llevo muchos años sin escuchar nada nuevo de los Tangerine Dream, la mítica formación alemana que me encadiló con sus trabajos de los '70 y de los '80, pero que desde la marcha de Christopher Franke dejó de interesarme, aunque si escuché y tengo algunos álbumes de otras épocas, pero ya no eran Tangerin Dream, pero cuando me enteré de la publicación de éste trabajo, me entró curiosidad por ver cómo sonaba.

Hay que recordar, que el líder y uno de sus fundadores, Edgar Froese, nos dejó ya por el año 2015 y que por entonces, estaba trabajando con los integrantes de la actual formación en una nueva etapa de la formación llamada “Quantum Years” en la que buscaba recuperar la esencia de los '70 y de los '80 y tars su fallecimiento, su viuda y manager, Bianca Acquaye, junto con los teclistas Thorsten Quaschning y Ulrich Schnauss y la violinista Hoshiko Yamane decidieron continuar dicho proeyecto y cómo resultado tenemos éste trabajo.

Nueve son las composiciones que componen este disco, más de setenta minutos de música electrónica, que comencé escuchando con recelo pero que tengo que reconocer, que desde el primer tema, el más largo del disco, casi catorce minutos, me quedé enganchado, parecía haber vuelto a escuchar los TD de los '80, la secuencias se apoderaron de mi cómo hacía tiempo que no ocurría y aunque después en algunos temas, se pierde un poco la magia, simplemente por ese recuerdo de esa maravillosa época, ya merece la pena éste trabajo. Está claro, que los TD de sus comienzos no volverán, pero éste disco es un buen legado y una excelente base de partida para continuar con el mismo.