I Forum Transfronterizo

El Ajedrez Español

Debo de reconocer que el ajedrez no es algo que se me haya dado demasiado bien. Aé cómo se juega, conozco algunos movimientos, pero la falta de práctica me supera. Pero en éste país, por los menos a nuestros queridos políticos, parece que se les da muy bien, se podría decir que son unos maestros. Eso sí, los peones están muy claro quienes son, los ciudadanos españoles que, al final jugamos, a ser unos meros comparsas, o cómo decíamos, unos meros peones.

Tenemos por un lado, al partido en el poder, que juega a defender a su Rey, un Presidente enrocado en el poder y en que los alfiles y torres colocadas en el pasado por un expresidente, se han ido cayendo poco a poco, acuciados por los casos de corrupción, pero al que los peones lo han salvado hasta el momento y ahí están. Por otro lado, a un partido socialista que se ha sacado un as en la manga, mejor dicho, a un caballo que se ha lanzado para intentar lograr el poder por la vía rápida a través de una moción de censura aprovechando la caída de los alfiles para ver si así, a base de saltos y zancadas logran alcanzar su sueño de recuperar el poder y el status perdido.

Después, está podemos, un partido que no se sabe si juega con blancas o negras, que a veces va para un lado y a veces por otro, que en ocasiones actúan de peones y en otras de reinas, aunque su nueva Reina, con su palacio, puede que haya provocado la caída de unas cuantas piezas, pero las elecciones aún están a la suficiente distancia para que algunas se recuperen, salvo que los dos jugadores principales decidan adelantarlas para aprovechar esas piezas caídas, aunque de pasar eso, tiene un problema: el cuarto jugador de la partida. Éste, de momento, es el que parece que puede sacar más rendimiento a la caída de alfiles, torres, saltos de caballo y demás fichas, que es Ciudadanos, que con su alfil, poco a poco sigue ganando posiciones y tal cual Macron en Francia, puede poner en jaque al poder establecido y quizás lograr el mate, aunque habría que preguntarse quién está moviendo realmente las fichas, ¿quizás alguien del famoso club secreto Bilderberg? ¿Pero no decían que era tan secreto y ya todo el mundo le suena su nombre? Bueno, será cosa de la globalización.

Lo que si es seguro con la globalización y no es precisamente una partida de ajedrez, es la posibilidad que se nos ofrece semana tras semana de seguir ofreciendo buenas recomendaciones musicales para todos nuestros lectores y en ésta semana nos quedamos por un lado, con el pianista Christopher James y su trabajo "The Sad Waltz" y por otro lado, con el gran compositor japonés Kitaro y su disco del año 2012, "Tamayura", espero que los disfrutéis.


 

cristopher jamesChristopher James
The Sad Waltz
2017
http://christopherjamesmusic.net/

Christopher James es un compositor y pianista estadounidense, además de productor, incluso fue CEO de la Universal Classical and Jazz division, pero desde hace unos años, se dedica a su verdadera pasión, que es la interpretación y composición de música.

«The Sad Waltz» es su nuevo trabajo, después de su autobiográfico «House By The Railroad», nos presenta un nuevo trabajo intimista, compuesto por catorce temas en los que el compositor vuelve a mostrar sus experiencias y sus relaciones musicales para crear un bello trabajo donde brilla el piano, pero también todos los demás instrumentos de los numerosos músicos que han colaborado con él incluso las voces que nos podemos encontrar en alguno de los temas.

Estamos ante un bello trabajo para disfrutar de la buen música, temas que en momentos se acercan al jazz o que bordean la soft music, que también abordan la new age, pero no es un tema de etiquetas, sino de la calidad musical y de eso, no le falta a éste «The Sad Waltz» de Christopher James.


 

kitaro tamayuraKitaro
Tamayura
2012
https://www.domomusicgroup.com/

Mencionar a Kitaro es hablar de palabras mayores, es el gran maestro japonés dentro de la música new age, el hombre que nos ha sumergido en los misterios de su tierra natal a través de los instrumentos electrónicos, convirtiéndose en todo un emperador musical.

Allá por el año 2000 se unió a la compañía HarupinHa Butoh Dance y al actor Koichi Tamano para dar vida a Tamayura, una obra teatral que doce años después podemos disfrutar en ésta obra, un CD acompañado de un DVD en el que podemos disfrutar de dicha obra, representación al más puro estilo tradicional japonés y con el excelso de la música de Kitaro de acompañamiento, que le da un valor y una simbología única a cada escena, a cada movimiento.

Desde la introducción hasta el tema Uranus con el que cierra éste trabajo, vamos a encontrar al gran Kitaro, a ese hombre que ha sabido unir a la perfección lo tradicional con lo moderno, esos sonidos electrónicos y de guitarra que también ha sabido recrear a lo largo de su carrera, creando unos paisajes sonros y al mismo tiempo visuales en la obra sin parangón, con un estilo narrativo que en Occidente nos puede parecer extraño, pero con simbolismo que deberíamos de aprender.

Sin lugar a dudas, estamos ante un excelente trabajo del música japonés, que musicalmente hablando, es precioso, pero si lo acopañamos del as imágenes que podemos ver en el DVD se convierte en grandioso.

Más en esta categoría: « ¿Cultura para todos? Jaque, ¿Mate? »