Smartwatch

Hoy vamos a dar un giro a los comentarios sobre tecnología o ciencia ficción de nuestra sección. Vamos a comentar algo que muchos de vosotros, queridos amigos de los aparatitos, os preguntáis. ¿Por qué aún no me he comprado un smartwatch? Bueno quizás ni siquiera sepas (aunque si eres de «aparatitos» lo dudo) lo que es un smartwatch, pero hagamos un poco de historia.

smartwatch01Os diré que desde hace muchos años, ─los que ya pasamos de los cincuenta sobretodo─, soñábamos con vernos en este futuro que ahora vivimos, dotados de un comunicador como el de la película Star Trek. Efectivamente, el de la foto que es de la película.

Se parece a los teléfonos de concha que conocimos, y que ya se quedan un poco atrasado con respecto a nuestra realidad, estos teléfonos son «patatas» comparados con los smartphone que utilizamos la mayoría desde que al señor Steve Jobs se le ocurrió hacerlo con pantalla táctil y plano, regalándonos el primer iPhone, después vendrían las tablets los phablets, y demás cositas tecnológicas que tanto nos gustan.

Es, sin lugar a dudas, un momento extraordinario el que estamos viviendo haciéndose realidad muchas de nuestras fantasías infantiles como la intercomunicación personal, pero esta se ve completada con la irrupción de los smartwatch. ¡Un teléfono móvil en la muñeca! ¡que gozada! Este paso es el anterior a que nos lo implanten debajo de la piel, conectado directamente al oído y garganta así no llevaremos nada encima, podremos abrir puertas de casa o del coche, de acceso a nuestros trabajos, retirar efectivo en los cajeros o pagar directamente al terminal de la tienda.

¡Que cerca está todo esto! El potencial de las comunicaciones es en este momento impredecible, ya tenemos impresoras en 3D que son capaces de replicar casi cualquier cosa, imprimir un órgano con materiales biológicos, ropa, zapatos, un coche, una casa o miembros ortopédicos para nuestro cuerpo, una autentica revolución.

Bueno, si piensas comprar un smartwatch debes saber tres cosas fundamentales:

Primero. Que las marcas principales como Samsung, Apple, LG o Huawei tienen todas sus modelos de smartwatch, pero a un precio en el que pagas más la marca que la calidad final.

Segundo. Que el talón de Aquiles de todos ellos es la duración de la batería.

Tercero. Que vienen de china verdaderas maravillas, a precios muy razonables y con una prestación que, de momento en España, no te dan las marcas principales como la independencia total de tu móvil para realizar o recibir llamadas ya que no incorporan tarjeta sim ni soportan la E-sim, con lo cual te ofrecen la comodidad de poder ir a correr, por ejemplo, sin llevar el teléfono, únicamente con el reloj que no sólo te controla las pulsaciones o la actividad física, sino que te permite, en caso de necesidad, efectuar una llamada o recibirla. Es una ventaja en si misma que creo que es fundamental, y todo esto por menos de 100 euros.

smartwatch05

Sí, sí, ya existen. Ya los hay, y con característica del tipo AllCall w1 con un microprocesador MediaTek MT6580m, que junto a 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno lo convierten en un pepino, y si a eso le añadimos un diseño redondo deportivo y atractivo lo peta.

¡Ojo! Un consejo final. Existe un modelo de otra marca con igual diseño pero distintas características de memoria, no os dejéis engañar y antes de comprar, comparar, comparar y comparar.

Más en esta categoría: « Una simple cajita