Limpiabotellas

Es un arbusto con un nombre bastante bien puesto a causa del aspecto que presentan sus flores, aunque hay otros igualmente acertados como escobillón, limpiatubos, o árbol cepillo, se trata de un arbolillo o arbusto del género Callistemon.

Son plantas pertenecientes a la familia de las mirtáceas que engloba a árboles de gran talla tan conocidos como el eucalipto otros, más típicos de frutería, como la guayaba o la feijoa, o también las que se utilizan en zonas costeras por aguantar perfectamente la brisa marina como metrosideros o melaleuca, y la que le da el nombre a la familia, el mirto que es una planta mediterránea poco utilizada por estos lares y que mucha gente confunde con el boj, posiblemente debido a que se utiliza en jardinería para formar setos porque admite muy bien la poda y también tiene hojas de pequeño tamaño.

La palabra Callistemon tiene su origen en el griego, kallis: bello y stemon: estambres y significa estambres bonitos, esto se debe a que son estos órganos los que hacen que sus flores sean espectaculares por tener unos largos estambres filamentosos. Su área de distribución natural se circunscribe a Australia donde es endémica. El género engloba a medio centenar de especies pero se cultivan en Europa apenas dos, el C. viminalis cuyo nombre proviene del latín viminus con lo que los romanos hacían referencia a las ramas flexibles y finas como las del mimbre y el C. citrinus cuyo nombre debe a que al frotar las hojas despiden olor a cítricos, sobre todo a limón.

callistemon 02

Los callistemon son generalmente arbustos de porte desgarbado y pueden convertirse en arbolitos de hasta 5 metros de altura aunque en su hábitat natural se dan casos que duplican esta altura, las hojas son muy duras, coriáceas y de forma lanceolada, de color verde oscuro y mate, se cultivan por ser rústicos, aguantan cerca del mar, pueden estar a pleno sol y, mayoritariamente, por sus flores de color rojo o rojo morado que viene a ser una inflorescencia, es decir, un grupo de flores dispuestas en espiral y en forma de espiga a lo largo de la rama, que aparecen a principios de primavera y puede continuar floreciendo hasta finales de otoño, de estas flores saldrán los frutos, de color grisáceo, que contienen multitud de semillas, uno de los métodos, aunque lento, de propagación, pues también se puede reproducir por estacas.

Otra planta que podría llevar perfectamente el nombre de limpiabotellas es la Banksia, que debe su nombre a Josep Banks que navegó hasta Australia a bordo del Endeavor en uno de los viajes que emprendió James Cook que fue uno de los mayores exploradores ingleses. Curiosamente Banks fue el introductor del callistemon en Inglaterra en el año 1789, asimismo fue el primero en traer a Europa eucaliptos, acacias y mimosas.

banksia 01

Las banksias están muy alejadas del callistemon en la clasificación botánica pues pertenecen a la familia de las Proteáceas, plantas distribuidas por el hemisferio Sur, en especial Australia y Sudáfrica y podemos conocerlas como flor cortada, así encontraremos en floristerías las proteas, que dan nombre a la familia o el leucadendron, también que en algún jardín, aunque raro, esté plantado un árbol, la grevillea o roble australianos y, con un poco de suerte, puede aparecer alguna nuez de macadamia en un tarro de frutos secos.

El género Banksia comprende unas 80 especies y todas ellas originarias de Australia, pese a su belleza no son árboles que se cultiven mucho en jardines y difícilmente se verá alguno, siendo el más común Banksia integrifolia L.f., el hijo de Linneo que dio nombre del género a su descubridor, Banks, y el de la especie por tener las hojas enteras, integri: entera, folium: hoja.

Se les conoce como banksias costera, pues se distribuye abundantemente por la costa este de Australia, país que le tiene un cariño especial a esta planta que, aparte de ser abundante en el medio natural, la cultivan en sus jardines.

banksia 02

El porte es sumamente variable, normalmente puede alcanzar los 25 metros de altura pero en algunos casos no pasa de ser un arbustillo, la causa más probable de esto es la rusticidad pues puede vivir en suelos fértiles donde alcanza la máxima altura pero también se adapta a malvivir en dunas o pedregales lo que hace que su tamaño sea mucho menor, estos últimos se aprovechan incluso para bonsái y contribuyó al error en algunos botánicos que las trataron como especies distintas.

Las hojas, como su nombre específico indica, son enteras de color verde mate por el haz y blanquecinas por el envés, como curiosidad las hojas juveniles son más grandes que las adultas y además pueden tener los márgenes dentados.

Destacables por su belleza son las flores que se disponen densamente arracimadas formando una espiga alrededor de un cilindro leñoso que sirve de eje, poseen abundante néctar, que producen casi siempre de noche, y son fuente de alimentación de mamíferos como el petauro o aves como el lorito arco iris.

Pese a que las banksias precisan de fuego para soltar las semillas, en el caso de la costera no es necesario este fenómeno pues caen naturalmente.

Más en esta categoría: « Tan cerca y tan lejos