Tartaletas 'Selva Negra' sin gluten

Para celebrar que hace unos días fue el Día Nacional del Celíaco, vamos a hacer un postre un poco especial. Es una receta algo laboriosa, pero no difícil. Veréis cómo merece la pena el trabajo. Es tiempo de cerezas, por eso nuestra receta de hoy está basada en un clásico de la repostería con cerezas, una tarta alemana que seguro que conocéis, la Tarta Selva Negra (Schwarzwälder Kirschtorte), que se elabora con las cerezas silvestres de la Selva Negra, con las que  también se elabora un licor conocido como Kirsch.

La tarta Selva Negra, cuyo origen se remonta al siglo XVI, consta de bizcocho de chocolate, chantillí, cerezas y kirsch. Nosotros vamos a sustituir el bizcocho por unas tartaletas, y a las cerezas y el chantillí vamos a añadirle una capa de trufa de chocolate.

¡Veréis qué delicia!

Ingredientes (Ojo, todos los ingredientes deben ser sin gluten, aptos para celíacos)

Para las tartaletas (adaptación de una receta de Hannah Miles):
- 250 g harina sin gluten
- 50 g almendra molida sin gluten
- 100 g mantequilla fría
- 100 g queso crema (tipo Philadelphia)
- 50 g azúcar
- 1 yema
- 15-20 g cacao en polvo sin gluten

Para la trufa de chocolatetartaletas selva negra02
- 250 g de nata (35% materia grasa o más)
- 40 g de azúcar
- 100 g de chocolate sin gluten

Para la crema chantillí
-
200 g nata
- 40 g azúcar

Cerezas, mermelada de cerezas o cerezas en almíbar (sin gluten)

¡Vamos allá!

Empezamos haciendo las tartaletas:
- Tamizamos la harina sin gluten y la mezclamos con las almendras molidas y el cacao.
- Agregamos la mantequilla en pedacitos y la vamos mezclando con las manos hasta conseguir una especie de migas de pan.
- Incorporamos el queso, el azúcar y la yema de huevo (podemos añadir un poco de extracto de vainilla) y mezclamos todo con las manos.
- Envolvemos la masa en film y dejamos una hora en la nevera.

Pasado este tiempo, estiramos la masa con el rodillo hasta un grosor de unos 3-4 mm, y cortamos círculos con los que forraremos los moldes para tartaletas que previamente habremos engrasado con mantequilla.
Para que no se hinchen en el horno, rellenamos con legumbres secas, y horneamos unos 12-15 minutos a 180º. Sacamos y dejamos enfriar.

¡Vamos con la trufa de chocolate!
- Calentamos en un cazo la nata con el azúcar, removiendo hasta que ésta se disuelva.
- Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego e incorporamos el chocolate, revolviendo hasta que se disuelva y se convierta en una crema suave.
- Tapamos con film (pegándolo a la crema para que no forme una capa dura) y dejamos que se enfríe. Lo pasamos a la nevera y lo dejamos hasta el día siguiente.

Al día siguiente (o al cabo de al menos 4 o 5 horas) sacamos del frigorífico y batimos con las varillas eléctricas hasta que esté montada.

¡Venga, que ya queda menos!

¿Qué hacemos con las cerezas?
Pues, si tenemos unas ricas cerezas (que podemos comprar, por ejemplo, en la Feira da Cereixa de Beade, que se celebra este fin de semana en Vigo), las deshuesamos y las ponemos en un cazo con la mitad de su peso de azúcar y un chorro de zumo de limón. Coceremos durante una media hora, revolviendo para que no se peguen.

Este paso puede sustituirse por unas cerezas maceradas en almíbar aromatizado con licor kirsch: ponemos a hervir 100 ml de agua y 100 g de azúcar. Cocemos unos 5 minutos. Retiramos del fuego, añadimos el Kirsch y dejamos enfriar. En este almíbar bañaremos las cerezas deshuesadas durante unas dos horas.

¡Ahora el chantillí, y ya está!

Montamos la nata con el azúcar y el azúcar glas hasta que adquiera cuerpo.

Montaje de las Tartaletas
Para montar nuestras “Tartaletas Selva Negra”, rellenaremos las tartaletas con la crema de chocolate, añadiremos una capa de nuestra mermelada de cerezas (o las cerezas maceradas; o, si queremos algo rápido, podemos utilizar cerezas en almíbar, o mermelada comprada) y remataremos con la crema chantillí. Adornamos con una cereza y ¡listo!