Smoothies

Si para algo es genial el verano es para preparar batidos, granizados y smoothies, y ya que comienza el calorcito, vamos a probar estos dos que hoy os recomiendo hacer. Esta receta no lleva gluten, ni azúcares añadidos, ni leche, aunque la podéis cambiar a vuestro antojo, es decir, la pueden tomar todos los alérgicos al gluten a la lactosa, diabéticos, etc. Es una manera estupenda de consumir fruta fresca, y que gusta a mayores y a pequeños.

Para quien nunca hay oído hablar de un smoothie, se trata de una especia de zumo más denso de lo habitual y que lleva leche, soja, yogures, fruta o verduras.

Smoothies de fresas, kiwi y leche de soja
Ingredientes para dos vasos

120gr de fresas aprox (podéis congelarlas la noche antes si queréis)
2 kiwis pelados
200gr de leche de soja
6 cubitos de hielo (en el caso de que no congeléis las fresas)

Preparación
Ponemos en el vaso de la batidora las fresas congeladas, los 2 kiwis y la mitad de la leche de soja y trituramos 20/30 segundos. Echamos el resto de la leche en el vaso y mezclamos otros 15 segundos aproximadamente.helados02

En el caso de que no hayamos congelado la fruta previamente, echaremos los cubitos de hielo poco a poco y con cuidado, para no romper las cuchillas de la batidora. Serviremos bien frío y consumiremos en el momento, para no perder las vitaminas.

Smoothies de sabores
Ingredientes (para un vaso grande o dos pequeños)

120 gr de frutas frescas y/o congeladas en trozos
200 gr de leche de soja o un lácteo que te guste
1 yogur natural (opcional)
Azúcar al gusto

3 combinaciones de frutas posibles que a mí me gustan mucho:
Plátano y albaricoques
Plátano y fresas
Melón y fresas

Preparación
Como en la receta anterior, ponemos las frutas congeladas o frescas en trocitos y batimos unos 30/40 segundos con la mitad de los lácteos.
Después añadimos el resto.
Recordamos que si usamos fruta sin congelar, deberemos echar unos cubitos de hielo.
Para endulzarlo un poquito podemos usar azúcar tradicional o edulcorante.
Casi todas las combinaciones de fruta son posibles, siempre la fruta pelada y sin pepitas en el caso de que las hubiera.

A estas bebidas les podemos añadir, miel, copos de avena, canela,...
¡¡¡Están riquísimos!!!