Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Los superhéroes más irreverentes y gamberros (con permiso del mercenario bocazas Deadpool) vuelven a surcar la galaxia para hacer de las suyas y salvarnos a todos, una vez más de una gran amenaza. La película sigue la estela marcada por su predecesora entrando en materia desde el principio ya sin el lastre de toda primera parte, que tiene que entretenerse en la presentación de los personajes.

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 vuelve a explotar la fórmula que tan buenos resultados le dio la anterior entrega que, de momento, aún no está agotada y sigue funcionando al cien por cien. Hay quien la acusa de ser más de lo mismo, pero creo que precisamente eso es lo bueno. si cambiaran el estilo ya no estaríamos hablando de los Guardianes de la Galaxia.guardianes galaxia 2 03

Una vez más nos encontramos con una historia coral en la que cada personaje tiene su cuota de participación, si bien hay que decir que en esta ocasión son dos de los supuestos secundarios los que se llevan la película de calle: Drax y Bebé Groot, personaje este último que reconozco que me daba un poco de miedo por si pretendían explotar en exceso esa imagen más tierna y achuchable del personaje y porque además fue el personaje (en su versión grande) que menos me gustó en la primera entrega. Por suerte no ha sido así y el pequeñín es el protagonista de algunas de las escenas más divertidas del film.

Con todo, esto no resta protagonismo a la creciente tensión sexual no resuelta entre Star Lord y Gamora o las acertadas incorporaciones de nuevos personajes.

El argumento no es demasiado complicado e intenta, a su manera y de forma bastante superficial, explorar las relaciones interpersonales como la amistad, el amor, los lazos familiares... cosa que consigue a base de tópicos y alguna que otra escena dramática que sirve como contrapunto a todo el tono del film. Todo esto se agradece y sirve de compensación a otras secuencias tal vez un poco más exageradas de lo necesario en su vis cómica.

Visualmente nos encontramos ante un espectáculo de luz y de color, con un diseño de producción asombroso que debería conseguir, al menos, una nominación a los próximos Oscar. Ojito a la infinidad de guiños y referencias a la cultura pop de los años ochenta, comenzando por la música, una de las señas de identidad de la saga y continuando por el diseño de los paneles de las naves de los Soberanos y un largo etcétera que es mejor que vayáis descubriendo a lo largo de la película.

guardianes galaxia 2 02

En definitiva, un vehículo de entretenimiento que cumple con creces su cometido y nos da exactamente lo que prometía: humor, acción, efectos especiales y buena música. ¿Se puede pedir más?

Más en esta categoría: « Life (Vida) Llega de noche »